Lemmy en plena ciudad
Kavarna es una pequeña ciudad de poco más de 11.000 habitantes y desde hace algunos años han hecho todo lo posible para convertirse en la "capital del rock de Bulgaria". ¿El responsable de tremendos avances? El alcalde Tsonko Tsonev, que estuvo al cargo de la ciudad hasta el 2015, organizó muchos festivales y conciertos de bandas de metal como Manowar, Motörhead, Scorpions y otros.

Además, también ha financiado varios murales que representan algunos de sus músicos favoritos, como Alice Cooper, Billy Idol, Lemmy Kilmister, el vocalista Klaus Meine de Scorpions, Joey DeMaio (el bajista de Manowary) y Ronnie James Dio. 

Fotos de Rob Ramšak del blog Piran Cafe.












Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.