Foto Prensa
Ajústense los cinturones, pónganle gasolina a las motocicletas y desempolven sus chaquetas de cuero, porque "Hammer of Witches" es un disco que busca regresar a ese clásico heavy metal ochentero que trae ciertos saborcillos a bandas que ya todos conocemos y queremos. Los primeros trabajos de Iron Maiden y Angel Witch es lo primero que se me viene a la mente al escuchar este increíble despliegue de actitud y metal en manos de Witchtower.

¿Por qué digo esto? Pues este disco tiene todo lo que podrías esperar de una banda de heavy metal: ¿voces potentes? Las tiene. ¿solos de guitarra de grueso calibre? Absolutamente. ¿Velocidad? Definitivamente. Y a todo esto súmale una power ballad que te derrite el alma, ¿necesitas algo más?.

"Hammer of Witches" resulta un disco tan apegado a sus raíces ochenteras en cuanto al sonido que buscó la banda, que a decir verdad, me cuesta creer que este disco fue lanzado a finales del 2016. ¡Incluso la mezcla suena como una grabación a la 1985!. Si eres un fan del metal de la vieja escuela, este disco definitivamente es un lanzamiento que debes escuchar, no tiene desperdicio.

Ahora, no todo es color de rosas, ya que se apegaron tanto a la vieja escuela que si eres de aquellas personas que quieren escuchar innovación, un metal más técnico quizás, o simplemente te gusta disfrutar de una producción de sonido limpio y moderno, en ese caso no es para tí. Quizás alguien más tajante que yo podría decir que es un álbum “sólo para entendidos en el tema”, y con esto no me refiero a que no puedas disfrutar el disco si no estás muy familiarizado con el heavy metal antiguo,  pienso que es un disco que cualquiera puede escuchar y apreciar.

No obstante, considero que para disfrutarlo de la manera que está pensado, hay que saber apreciar la vieja escuela, esos pequeños matices del audio que sólo un verdadero fanático sabe detectar, esos son las pequeñas cosas que hacen que este disco pase de un disco más a una verdadera genialidad.

¿Entonces, el disco es perfecto? No, para nada, es más hay un par de temas que no me gustaron en lo más mínimo y no los recomendaría, pero el álbum como obra completa es excelente, no perfecto, porque ninguna obra lo es (Excluyamos de esto a Death, por favor) pero es definitivamente un disco que deberías escuchar.

Para concluir, canciones que recomiendo: "Salem Witch Trials", la canción con la empieza el disco que no te pregunta nada, simplemente le das play y te da una paliza, y "Darkest Hour", una verdadera masacre satánica que te volará la sesera, créeme.



Review realizado por Kurt Norenbergs.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.