¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


Cuando hay que hablar de la banda más grande del mundo, todos corremos en búsqueda de nuestra camiseta de Kiss. Pero la banda que hoy en día es un gran producto comercial, no llego a eso solo por su imagen.  El principal factor fue la música.

Kiss, fue una de las primeras bandas que llevo el rock a un público general. Donde sus espectáculos en vivos se convirtieron prontamente, en algo masivo.

Hoy queremos escuchar el pasado, es por ello, que haremos un review de ese primer disco de la banda, el que puso el nombre de Kiss en lo más alto. Es por eso que analizaremos su primer disco, “Kiss

El disco comienza con un clásico, “Strutter”. El track donde la voz de Paul Stanley destaca por sobre las guitarras. Se ha vuelto un clásico de la banda. Con sus solos de guitarras y el riff post coro, el track posee un sonido a Hard Rock poco explorando para ese entonces.. Además de contar con un coro cantado por todos los músicos, como lo ha hecho siempre la banda y los espectaculares solos de Ace en el fin. Luego de atraparte con este clásico, la banda ataca con “Nothin’ To Lose”. Un tema mucho más suave, donde se incorporan teclados en el coro. La voz de Gene suena mucho más aguda que en la actualidad. La melodía recuerda mucho del rock n’ roll y del movimiento surf rock.

Imagen tomada de Wikipedia
Firehouse” será el tema que tendrá como punto central de atención las guitarras. Debido a que están equiparadas en sonido a la voz de Stanley.  Un tema de paso lento, pero preciso. Donde cada nota destaca. Quizás no sea uno de los tracks más conocidos de la banda, pero la calidad musical que presenta es admirable. Una pieza de verdadero “Rock”  digna de admiración. Nuestro siguiente tema es “Cold Gin”, una pieza interpretada por Gene, que es un favorito de varios. Y como no serlo, con un espectacular coro el cual es reforzado por los “Cortes” ejecutados por Peter Criss.  El track contiene una parte instrumental sencilla, pero donde los tiempos de las notas son los protagonistas. El cierre lo da uno que destaca en el tema, Peter Criss con una perfecta salida de la batería.



Let Me Know” es una canción que comienza con riff que te recordaran a muchos de los clásicos de la banda. Pero el cambio vendrán cuando comiencen las voces y el sonido del Rock n’ Roll se apodere de la pista.  Donde Gene y Paul realizan un dueto espectacular, una técnica que siguen usando hasta el día de hoy. Tampoco debemos olvidar el gran solo que nos regala Ace Frehley. El tema finaliza con un interludio pesado, digno de una banda de Hard Rock. Es así como siguiendo esa línea comienza “Kissin’ Time”. Un tema más Hard Rock, donde la batería es rápida con detalles y las guitarras son pesadas.  Los versos destacan el sonido de los instrumentos de la banda, donde las voces remataran en un coro explosivo.  Una canción que ilustra de forma magnífica la delicada línea entre el rock y el Hard Rock.

Deuce” un tema que estamos acostumbrados a escucharlo con una gran cantidad de explosiones en vivo. En su versión original de estudio, es bastante más tranquila, donde la velocidad de la armonía entre las guitarras llama la atención desde el primer minuto. Llegando a un coro donde el dúo entre Gene y Paul suenan igual que hoy en el 2015. Finalmente el tema acaba con un outro intenso con un grito de Stanley mientras Frehley despide con un espectacular solo. “Love Theme From Kiss” es un instrumental que encaja de forma perfecta en el álbum. Durante muchos temas apreciamos largas intervenciones instrumentales, lo que hace que este tema sea bastante agradable al oído. Cabe destacar la capacidad de la banda de interpretar  pero sin opacarse entre ellos.

Foto Prensa
100,00 Years” comienza con el sonido particular de Gene Simmons. Un bajo simple pero que sonara en tu cabeza. Donde Stanley entrara con su voz amoldándose a la perfección con este marcado riff. Mientras el tema se desarrolla Frehley interviene con pequeños leads de guitarra, que destacan bajo la voz de Stanley. Peter Criss realiza el mismo experimento que Frehley, con un redoble que acompaña la voz de Stanley para finalizar el tema. El cierre del disco debe tener uno de los temas más emblemáticos de Kiss, “Black Diamond”. Con un comienzo acústico, poco a poco sube su intensidad y velocidad. Donde el dúo ahora es formado por Peter Criss y Paul Stanley. Quienes crean un coro agudo y rockero. El tema posee dos partes instrumentales que dan pie para dos solos. Uno en la parte media del tema y otro como outro.

Escuchar un disco de 1974 en el actual 2015 es una experiencia interesante. Donde te das cuenta de que los clásicos no tienen ese nombre por mera coincidencia. Kiss en su primer disco pasa por algo que pasaron muchos fans y bandas, la consolidación de un sonido. En este disco la banda usa elementos del Rock, Hard Rock, Surf Rock y muy importante, la estética.

Lograr temas como “Strutter”, “Firehouse” ,”Kissin’ Time” o “100.000 Years” . Que  siguen maravillando a generaciones, es algo impensado. En ese tiempo debió haber sido raro encontrar en la tienda de discos la cara de cuatro tipos pintados. Hoy al menos en el rock es bastante habitual. Pero gracias a estos rockeros que se arriesgaron, la forma de hacer rock cambia.


Kiss es una banda que sorprende, ya sea en vivo, en estudio o en algún comercial. Los creadores del Kiss Army, han logrado tener su propia armada, gracias a trabajos como estos. Donde cada tema, te atrapa. Independiente de donde seas y que escuches.


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.