¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


paul baloff exodus


El día de hoy, 2 de febrero de 2017, se cumplen 15 años de la partida de la legendaria voz de Exodus, la que aparece en “Bonded By Blood”: el cantante Paul Baloff, quien dejó de existir a causa de un severo ataque coronario. El paro lo sufrió el 31 de enero de 2002 en su casa y, ante la sospecha de un aneurisma en la cabeza, se lo llevaron al Highland General Hospital, en el norte de California, Estados Unidos, y permaneció allí en coma hasta que le diagnosticaron muerte cerebral. Los médicos decidieron desconectarlo y dejarlo morir mientras dormía. Él tenía 41 años.

A pesar de lo que se pueda decir del estilo de vida metalero que llevaba, Paul Baloff nunca había tenido problemas de salud de este tipo, por lo que el ataque fue una sorpresa para todos aquellos que estaban alrededor suyo. Kirk Hammet, el guitarrista fundador de Exodus que en 1983 partió a Metallica para reemplazar a Dave Mustaine, fue uno de los sorprendidos por el repentino deceso.

"El viernes (1 de febrero) recibí un llamado de mi cuñado diciéndome que estaba en el hospital, así que llamé para allá y Rick Hunolt, el otro guitarrista de Exodus, me contó  todo: Paul salió a dar una vuelta en bicicleta, regresó, su pareja guardó las bicicletas y en el momento que ella entró a la casa, él ya se encontraba al borde del ataque. Llamaron al 911 y cuando llegó al hospital ya estaba en coma profundo. Rick me dijo que no había actividad cerebral y ahí supe que no habría vuelta atrás", recuerda Hammett.

A continuación puedes ver algunas palabras de las personas más cercanas a Paul, como un pequeño homenaje.

"Conocíamos a Paul desde 1984 cuando tocamos The Kabuki en San Francisco y Exodus nos teloneó. Nosotros debimos abrir para ellos esa noche, destrozaron nuestro camerino, una gigantesca guerra de comida. La última vez que vi a Paul fue en el show benéfico Thrash Of The Titans (para el vocalista de Testament, Chuck Billy) en agosto (de 2001). Qué mala onda. Hicimos un ‘minuto de ruido’ por Paul en nuestro concierto (en Tampa), ya que el usual minuto de silencio simplemente no parecía adecuado. Espero que esté en un lugar donde el Thrash la lleve y él sea el rey!. Scott Ian, guitarrista de Anthrax, 4 de febrero, 2002.

"Me gustaría decir que echaré de menos a Paul Baloff y que siempre pienso en él como un gran tipo de la familia de la música metal. Paul vivió, respiró y tragó metal ciento por ciento. Amaba la música y a todas las personas, y siempre estaba listo para pasarla bien. El mundo sufrió la gran pérdida de un hombre maravilloso. Descansa en paz, Paul". Chuck Billy, vocalista de Testament, 6 de febrero, 2002.


"Todavía recuerdo el día que compré 'Bonded By Blood' en vinilo. Fue el día que salió y ya había escuchado hablar acerca de esta banda cuyo demo supuestamente era espectacular, así que fui a buscarlo. Cuando dejé caer la aguja en el disco por primera vez, supe por qué toda la anticipación. Ese álbum era increíble y todavía me encanta. Recuerdo haber pensado que las voces eran las más enfermas, torcidas y únicamente matadoras que había escuchado hasta ese momento. Me encantaron. Aún tengo mi copia original en la casa de mi hermana donde está a salvo, aunque haya perdido todo lo que me llevé a California. Me encontré con Paul Baloff algunas veces durante mi estadía en el Bay Area y siempre fue muy amable. Nunca le dije cuánto me gustaba su voz y ahora lo lamento. No merecía irse así". James Murphy, guitarrista de Testament, ex Death. 6 de febrero de 2002.


"Tenía como 18 años cuando estaba buscando formar un grupo basado en mi bandas de hard rock favoritas, porque en ese entonces no habían en realidad muchas agrupaciones conocidas como Heavy Metal, se les decía hard rock. En fin. Estaba tratando de encontrar músicos que estuvieran en lo mismo que yo: UFO, Iron Maiden, Motorhead, Judas Priest, Venom. Así que una noche en una fiesta en Berkeley vi a este tipo con una camiseta de Iron Maiden, me acerqué a él, le dije ‘¡oye viejo!, ¿te gusta Iron Maiden?’, y me respondió ‘¡Oh!, ¡son increíbles!’. Le pregunté cuál era su nombre y me dijo ‘me llamo Paul Baloff’. Yo continué ‘¿has escuchado UFO?’ y se puso a cantar ‘Rock Bottom’, una de las canciones que quería tocar con mi banda, así que le di mi teléfono y al día siguiente nos juntamos y cantó  'Rock Bottom' con la versión preliminar de Exodus. No tenía la mejor voz del mundo, pero sí un montón de carisma y era el tipo más chistoso del mundo. Sabía la música y hacia donde apuntábamos... Para mí era suficiente". Kirk Hammet, guitarrista de Metallica y fundador de Exodus. 7 de febrero de 2002.



"Una noche cuando estábamos sentados alrededor de su auto bebiendo vodka directo de la botella, escuchando Venom y Mercyful Fate, borrachos, empezamos a decir cuánto nos queríamos y lo increíble que era tener al fin una banda para tocar la música que nos gustaba. De pronto, decidimos que debíamos inmortalizar ese momento, alguien sacó una hoja y empezamos a cortarnos las manos. De hecho, ahí está mi cicatriz si puedes verla. Yo me corté la mano, Gary Holt se cortó la mano, Tom Hunting se cortó la mano y Paul Baloff se cortó la mano, nos frotamos la sangre y de ahí que hemos estado unidos por la sangre. Poco después de eso salió la canción ‘Bonded By Blood’". Kirk Hammet.


"Cuando escuché la noticia que habían hospitalizado a Paul, entré en shock. Cuando supe de su fallecimiento, lloré. Paul no sólo fue una de las personas más divertidas y genuinas en esta escena musical de mierda, ¡era mi ídolo! Belushi-Baloff-Shatner, esos son mis héroes ¡y siempre lo serán! Sonreía siempre cuando lo veía, siempre cuando estaba en una pieza con él, yo me hacía invisible. Paul era más que un sujeto de la escena musical del Bay Area, para mí era un DIOS". Billy Milano, frontman de S.O.D. 23 de febrero de 2002.

"Conocí a Paul en persona. Él vino a visitarnos a nuestro hotel en Oakland cuando tocamos en San Francisco en 1986. Llegó con su preciosa novia y fue muy amistoso y amable. Fue un placer llegar a conocerlo. Sin importar lo lejos que estemos de esos ingenuos pero grandes días del metal, lo que le pasó a Paul fue absolutamente terrible, pero al menos tuvo un efecto positivo en mí: trajo de vuelta, desde rincones escondidos de mi mente, memorias muy especiales de haber conocido a un cantante extraordinario, cuyo performance en el primer álbum de Exodus fue muy importante para nuestra propia experiencia musical. Además, me acordaré por siempre de un show de Celtic Frost muy difícil en Ludwigsburg, Alemania, cuando Noise nos convenció de hacer una aparición especial como banda invitada de Anthrax, sin ninguna preparación y en la mitad de la grabación de “Into the Pandemonium”. Sabíamos que sería un tremendo desafío subir a un escenario sin la preparación debida, pero el DJ del local puso 'Deliver Us To Evil' de Exodus justo antes que saliéramos a tocar y nos dio el poder y adrenalina para hacer nuestro trabajo". Tom Fischer, Celtic Frost. 25 de febrero de 2002.

"Cuatro quintos de la banda, incluyéndome, estaba como raja todo el tiempo, simplemente incapaz de hacer (un álbum). Tuvo que llegar la muerte de Paul para que nos llegara un llamado de atención para volver a estar sobrios. Ninguna de estas canciones más que ‘Impaler’, ‘Sealed With a Fist’ y ‘Throwing Down’, esas dos de Wardance (proyecto formado por Tom Hunting y Gary Holt a mediados de los noventa), salieron hasta que dimos vuelta una nueva página. Paul falleció un dos de febrero y no fue hasta mediados de diciembre de 2002 que logré estar limpio, por lo que un tomó tiempo después de eso porque con su muerte siguió todo este abuso de drogas, pero aun así piensas más profundamente algunas cosas debido a la depresión. Tomó un tiempo. Ha sido un largo y difícil camino, pero nunca me he sentido mejor que ahora y he permanecido limpio por como 14 meses, y el álbum es el resultado”. Gary Holt, guitarrista de Exodus conversando acerca de “Tempo Of The Damned”. 9 de abril de 2004.


"Después que saliera el primer álbum, toda la cosa estaba girando en torno al Thrash del Bay Area y a todos alucinaban con cantantes más pesados. En orden para diferenciarnos, pensamos ‘¡hey!, podríamos hacer mucho más si decidiéramos seguir por otras direcciones’, pero en ese entonces había mucha presión por parte de los fans, (nos decían) ‘adoramos su música pero Dave (el cantante) tiene que irse, deben conseguirse otro vocalista’. Finalmente nos rendimos, hubo un tremendo lío interno en la banda y como Paul recién había sido pateado de Exodus, le dimos una oportunidad, a la leyenda que no podía cantar. Intentamos, pero era obvio que simplemente no era para nosotros. Era genial para Exodus, pero no para Heathen, así que volvimos con la cola entre las piernas donde Dave y le pedimos que regresara. Estoy contento que hayamos sido capaces de solucionarlo”. Lee Altus, guitarrista de Heathen que en 2005 se fue a Exodus reemplazando a Rick Hunolt. 19 de junio de 2004.
 
“Desafortunadamente este es el primer año que no he podido ir a su tumba en este día, pero estoy a punto de recordarlo con un fuerte trago y una buena risotada por todos los momentos desquiciados que vivimos. No puedo creer que hayan pasado tantos años desde el día que nos dejó. Su contribución al metal sigue viviendo. ¿De qué otra forma uno puede explicar que un tipo pueda grabar un solo álbum y ser hasta el día de hoy recordado como una leyenda del Thrash? ¡Levanten alto esos vasos y escondan sus billeteras, porque Paul puede estar justo detrás de ustedes!”. Gary Holt, 31 de enero de 2007.



Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.