¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


“Más de 20 años tuvieron que pasar para que finalmente viniéramos a Latinoamérica”, es la frase que marco la jornada anoche, donde cientos de fanáticos casi llenan el recinto para recibir a la agrupación All Star de Noruega.

Si bien el show contaba con un atraso de un poco más de una hora, los fanáticos aguantaron y gritaron el nombre de la banda hasta que cercano a las 23hrs. Finalmente el espectáculo comenzó.
Con una intro acústica y con el logotipo de Borknagar, el público comenzó a cantar preparando el terreno para una banda que salió con el público ganado desde el primer momento.

“The Rhymes Of The Mountains” desato los cantos de los fanáticos quienes acompañaron a los músicos en todo momento  con los brazos en alto, creando una especie de mar entre la audiencia y la banda. Si bien muchos cantaban junto a Lars Nedland, el headbang también estuvo presente, debido a que la técnica de los músicos sorprendió desde el minuto cero del show. “Epochalypse”, de forma continua, trajo el headbang desenfrenado y que mantuvo cautivado a Andreas Hedlund. Esta instancia fue aprovechada al máximo por su baterista Baard Kolstad, quien dejaba ver su talento entre truco y truco.
“Oceans Rise” sigue luego de la primera pausa y con que excelencia la banda se desenvuelve entre el público chileno que alaba todo lo que hacen. Los canticos de los fanáticos no acaban, y pese a que Oystein saca aplausos con su solo de guitara, fueron los fanáticos quienes se llevan los aplausos de Borknagar luego de corear todo el outro de la canción. Los músicos se lucieron con la bandera chilena luego de este momento, para hacer saltar a todo el recinto con “Cold Runs The River”, lo que resultó en una divertida ejecución y que tuvo a todos alegres con la presentación. Donde destacaron la estrecha relación entre vocalista y el majestuoso solo de Jeans Ryland.

Con Vortex   de Arcturus se da inicio a “Ad Noctum”, la pista que le dio protagonismo no sólo hizo cantar a los eufóricos fans, sino que desato el mosh de la noche, en un show que ha sorprendido en todo momento a fanáticos y a prensa.”Universal” continua bajo el mando de Vortex, lo que hizo saltar a los fans nuevamente y que permitió que Oystein se relajara más, para comenzar a interactuar mucho más tanto visual como en desplazamiento por el escenario.

La noche continua con “The Eye Of Oden” marca el regreso de Hedlund en las voces y esta guiará el headbang de los fanáticos, quienes no dejan en ningún momento la euforia por, luego de 20 años, ver por fin a Borknagar en vivo. Tanta en la euforia que un fanático sube al escenario y saludo al mismísimo Vortex, antes de que los guardias lo saquen. Los músicos solo ríen e incluso se abrazan para cabecear en el caso de sus dos voces principales. “Frostrite”, fue un regalo para todos los asistentes, quienes se deleitaron con un tremendo tema del primer disco de la banda, donde nuevamente Vortex tomo las voces y Ryland destacó en los solos.
Vortex continúa con el liderazgo en “Icon Dreams”, que mantuvo a los fans saltando y con pequeños mosh en sectores, pero que permitió que su baterista Kolstad siguiera luciéndose durante el show, quienes contaron  sólo tenía cuatro años cuando el primer disco salió.  “Ruins of The Future” mantuvo la energía en un show que no buscaba parar, y que finaliza en una potente última ejecución con “Dauden” y “The Dawn Of The End”.

Pero si volvemos a la primera frase, habían pasado 20 años y habían muchas más ganas de seguir con Borknagar, por lo que el encoré era más que justificado. Fue Kolstad quien salió a comenzar este encore en un solo de batería que deslumbro a todos por su técnica, potencia, carisma y corta edad.
Finalmente Borknagar le dio un broche de oro a la noche junto a los chilenos cerrando con dos temas que tienen una gran diferencia de edad, pero a la hora de cantar parecían casi hermanas, hablamos de “Colossus” y “Winter Thrice”.
El primer show de Borknagar en Chile y su primera visita a Latinoamérica, es algo que quedará en la memoria de la banda y los músicos. Quienes anoche entregaron un concierto único y sin igual, que deja con ganas de un pronto regreso. Un espectáculo fenomenal y que supo dejar conforme a todos pese a los atrasos con la hora.
Borknagar comienza a escribir una historia con sus fans en Chile y Latinoamérica, en un show de Black Metal distinto y no apto para todos, porque lo que estos chicos hicieron, es algo difícil de replicar. Una experiencia única que acobijo a los chilenos en el calor traído desde uno de los lugares más fríos del mundo.

Review por Felipe Pino Guerrero
Fotografía por Sergio "Wakko" Parra


Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.