¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

PH: Martin Delgado
Luego del show asesino que brindó la banda en su anterior visita allá por el 2015 (fecha compartida junto a Nuclear Assault), los canadienses volverían a pisar suelo argentino, esta vez, como acto principal en una fecha de asistencia obligatoria para todos aquellos amantes del Heavy Metal.

Minutos después de las 19hs se abrirían las puertas del recinto y sería Raptore la banda encargada de dar el puntapié inicial a la velada. Con un muy buen sonido desde el arranque, la agrupación se despachó con canciones de su disco debut ‘Rage N Fever’ y hasta hubo tiempo de un homenaje a Venom con ‘Witching Hour’. Lamentablemente el público no acompaño a los muchachos, aunque estos salieron a patear cabezas como siempre.

Metalepsia era otra de las bandas que daría en presente en la noche. Con un sonido fuerte y claro (una constante en todas las bandas) la banda nos brindó un excelente show lleno de riffs, intercalando canciones de su disco ‘Sindrome de demencia’ con material nuevo, la banda hizo mover la cabeza a mas de uno cerrando su set con ‘Hell on earth’ de Toxic Holocaust.

La última banda nacional sería Demian. Con un recinto ya bastante colmado y un sonido que una vez más no tuvo fallas, la banda nos regaló excelentes versiones de canciones de Iron Maiden, Rata Blanca y Rainbow, ideal para ir calentando el ambiente para lo que vendría.

Luego de casi 2 años, la leyenda del Speed Metal volvía a pisar suelo argentino. Recordemos que la visita anterior de los canadienses se dio en el marco del último tour de Nuclear Assault, y quien estuvo presente aquel día fue víctima de la violencia y la fuerza del trío.

Tras una breve prueba de sonido, se abre el telón y Exciter sale con el cuchillo entre los dientes a hacer lo mejor que sabe, darnos una lección de violencia. ‘I am the beast’ fue la encargada de abrir la noche y de desatar los violentos pogos entre los bangers presentes, dando cuenta de que Exciter tenía ganado el partido desde el vestuario.

De ahí en mas lo de Exciter fue una magistral cátedra de Speed Metal, en la cual cada canción era festejada como un gol sobre la hora y los intensos pogos no daban tregua alguna. Bombazos de la talla de “Heavy Metal maniac”,“Iron dogs”, “Victims of sacrifice” y “Stand Up and Fight” subían la temperatura de la noche con frenéticos pogos y total entrega por parte del público presente.

Ya para el final se empezaba a notar el cansancio en Dan Beehler (convengamos que es un señor de 54 años), aún así el gran cierre llegaría de la mano de “Pounding Metal”, “Beyond The Gates of Doom” y, tras los bises, “Long Live The Loud” pondría punto final a la noche.

Exciter demostró una vez más que son los reyes indiscutidos del Speed Metal. Mientras que otras bandas se convirtieron en victimas del sacrificio, los canadienses gozan de un formidable presente y demuestran que su violencia y fuerza resisten el paso de tiempo.

Crónica: Martin Tula
Fotografía: Martin Delgado

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.