Foto: Francisco Medina Fotografía

Gracias a Eternal Symphony Enterntainment, Perú pudo disfrutar de un festival de metal sinfónico y gótico de calidad.

El encargado de comenzar el show fue la banda Sirenia. Los noruegos presentaron su reciente álbum "Dimdays of Dolor" y a la nueva vocalista Emmanuelle Zoldan, quien demostró toda su calidad en la voz lírica.

Con una cerveza en la mano y con un español perfecto, el líder de la banda, Morten Veland agradecía con un "muchas gracias, amigos". Además, se resalta el trabajo en la batería del chileno Jonathan Pérez sobre todo con sus perfectos blast beats.

Lo que hace único el concierto de los noruegos es la mezcla del dueto femenino y masculino entre Emmanuelle y Morten, la pareja deguitarristas y el contraste entre las canciones antiguas y nuevas.

Con esto, los noruegos cumplieron con la misión de abrir la noche gótica en Perú y entregaban la batuta a las bandas nacionales invitadas.

Defendiendo el rock nacional, saltó al escenario Ni voz ni voto, a pesar de no tener en sus influencias al metal sinfónico, deslumbró al público con un poco de música pesada, baladas y hasta rap.

Crownless haría una presentación espectacular y cerraría la noche de peruanas poniendo en el alto el nombre del país. La agrupación presentaba a su nuevo integrante en la batería, Álvaro Paredes quien añadió un nivel más el ritmo de la banda.

Además, la promesa del metal sinfónico nacional encantó al público con los potentes temas "Sailing in thedark" o de su EP "Sigillum". Además, no se olvidó del "regalo" con el cover de "Stargazers".

El plato fuerte de la noche fueron los italianos de Lacuna Coil quienes no pudieron llegar al país tras un intento fallido en 2013.

La agrupación no se guardó nada y arrancó con bastante energía con “Ultima radio” la cual instantáneamente contagió con su locura a toda la fanaticada.

"Beautiful Perú" honoraba nuestro país la carismática Cristina, quien se llevaba la atención de todo el público con sus palabras. Sobre todo, al anunciar “Downfall” tema que compuso con Myles Kennedy, donde mostró admiración por el vocalista.

No faltaron los temas clásicos como “OurTruth”, “Spellbound”, “Sezafine”, “Heaven´s a lie”, "Enjoy the silence" o “Swamped”, es ahí donde la banda demostró su carisma y la respuesta del público fue fenomenal.

Andrea Ferro traería la sorpresa de la noche cuando anunció que la banda no se tomaría descansos entre las canciones. Inmediatamente, sonó "Delirium". Pero lo malo fue que muy probablemente por esa razón no tocaron “Zombies”.

Con un sonido de primera, los italianos lograron un impecable concierto y gracias a su experiencia en la puesta en escena,demostraron porqué son los abanderados del metal gótico. Esto se manifestó con la canción que cerró el recital, "The House of shame" y a pesar de ser un tema nuevo, fue muy ovacionado por los coilers porque el dueto de voces funciona de manera perfecta en vivo.


Así cerraría la sesión de metal sinfónico y gótico en Mango´s en donde todas las bandas dieron todo de sí y demostraron ser vigentes en cada de los estilos que maneja.


Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.