Imagen: difusión

Muy parecido al caso de Pantera, Moonspell, Cradle of Filth, entre otros, Stratovarius cambió su sonido radicalmente para ver el éxito. Comenzó su carrera con un heavy metal ochentero, muy diferente a lo que vemos ahora.

Tras una serie de movimientos internos de la banda, Timo Tolkki había dejado de cantar y le pasó el bastión a Timo Kotipelto con 26 años, solo había llegado para hacer música. 

Kotipelto llegó en el momento preciso, firmó con estilo vocal característico el disco "Fourth Dimensions" y se hicieron un nombre en la escena internacional. Además, habían sentado las bases del power metal europeo.

Luego de 2 años y 2 discos, lanzaron "Vision", la obra cumbre y maestra de la banda finesa. Si ya había hecho un gran cambio con "Episode" o "Fourth Dimensions", éste fue la gran revolución.

Dependieron menos de la guitarra de Tolkki y se apoyaron más en los teclados del maestro Jens Johhanson, el resultado un sonido inigualable e insuperable. Esto los llevó al estar número 4 en las listas de discos de Finlandia por nada menos que 23 semanas. 

El álbum ofrece más allá de "Black Diamond", que no lo desestimamos para nada ya que es el himno de éste album. Tiene a "Paradise" con una temática de apocalipsis y varios cambios de ritmo. Además, "The kiss of Judas" con una atmósfera muy oscura. 

Finalmente, destacamos "Vision", título homónimo del álbum que lo tiene todo, la voz característica de Kotipelto, una batería contundente de Jorg Michael, la magia de los teclados de Jens Johhanson, la ejecución perfecta de Tolkki y el bajo preciso de Jari Kainulainen.

Hoy en día, aunque la alineación de la banda se dilató bastante, los que toman la rienda (Johhanson y Kotipelto), siguen cargando el peso del legado que significa ser uno de los más grandes del power metal europeo.


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.