Foto: difusión

Muchos se preguntarán, ¿mis hijos serán metaleros como yo? o si ya tienen uno, ¿con qué canción y a qué edad lo inicio? Pero, son unos buenos padres si desde ya sus hijos escuchan metal.


Mike Akerfeldt confesaba que hizo escuchar a su hija Babymetal para "rescatarla" y que deje de escuchar música moderna.

Acá dejamos unas cuantas razones que es posible desde que el niño antes que pueda hablar o caminar perfectamente pueden ser unos fanáticos de la música que tanto amamos.

- Este niño lo disfruta más que muchos de nosotros y por su puesto se rinde ante el solo de Dimebag Darrel. Listo para el mosh.


- No importa si todavía no aprendes a caminar, el metal es para todos. Hasta hace headbanging.



- Le ponen música para su edad y se molesta, pronuncia a su manera "Led Zeppelin", inmediatamente después de reconocer la melodía se pone muy contento y hasta se pone a cantar.





- No hay edad para la música. El riff del intro lo jaló, cuando canta Corey Taylor, reacciona de manera peculiar mueve el brazo como si no hubiera mañana.



- Él pide para escuchar Iron Maiden, encima hace su rabieta. Ni bien escucha a Bruce Dickinson y compañía, se le secan las lágrimas y comienza a disfrutar.



- Parecía una canción alegre, suave, pero no, son los japoneses de Maximun the hormone. En vez de aterrarse de la parte fuerte, al contrario, hasta lo disfruta más. Hace headbanging con su casaca de Hello Kitty, nada más hardcore que eso.



-  Entre hermanos se disfruta mejor, hasta en casi todas las ocasiones el mayor es quien recomienda. Ambos son tiernos, pero el premio se lo lleva el menor, que vive el tema, se hace uno con ella, con su polo de Bob Esponja.



- Terminamos con este niño quien lleva un polo de Motorhead, tiene cara de que no sabe lo que ocurre pero lo que suena es Lamb of God. Hasta comienza imitar a Randy Blythe, impresionante futuro nos espera.


Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.