¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Foto: Wakko Parra
Esta crónica continúa de la de los shows de Dezaztre Natural, Dorso y Torturer que puedes revisar ACÁ.

Una vez terminado el mítico show de los titanes de Torturer, se encienden las luces mientras se prepara el espectáculo de los nárcos satánicos. Preparación que duró más de lo esperado al ocurrir un imprevisto con el armado de la batería, que retrasó la entrada de la banda más de media hora, pero todo valió la pena una vez que Juan Brujo y su pandilla salieron a escena.


Un hecho anecdótico completamente digno de mencionar, que al momento que escribo esto no se ha podido explicar del todo, fue la presencia en el teatro del conocido religioso local conocido como “El Pastor Soto”, famoso por sus numerosas polémicas relacionadas con su forma de predicar su fe. Quien, luego de tomarse un par de fotos en el backstage con las bandas en una actitud bastante amigable, salió al mismo tiempo que la banda por uno de los palcos del recinto, pero su presencia no fue en absoluto bien recibida por la audiencia, que, enfurecida por su aparición, lo atacó lanzándole objetos contundentes como latas y botellas. Todo esto ocurría mientras Brujería tocaba sus primeros dos temas, los éxitos “Brujerizmo” y “El Desmadre”.


Un detalle que debo mencionar de esta presentación en particular, es que mientras sonaba “Colas de Rata”, me percaté que este show no contó con la presencia de Pinche Peach en las voces de apoyo, como aparecía en el afiche promocional. Sé que es un detalle quizás insignificante para algunos, pero a mi sinceramente me molestó un poco su ausencia en el show, ya que en todo momento se promocionó la venida de la banda con dicho integrante, aunque tampoco fue un factor determinante en la tremenda fiesta que había en el lugar, ya que Brujería supo dar un espectáculo de primera categoría.


Continuando con esta brutal tarde-noche, siguieron con el clasicazo que es “La Migra”, para luego preguntar a los asistentes cuantos “greñudos locos” se encontraban en el lugar, pregunta que causó la euforia colectiva junto a “Echando Chingazos”, que desató el caos. Desde mi posición de prensa me habría gustado participar de ese verdadero desmadre que había en la parte delantera del público. Dicho eso, y bajo la consigna “Fuck Donald Trump”, retumbaba el teatro Teletón, con todos los asistentes gritando esto junto con la banda, hecho que, por supuesto, dio la entrada a “Viva Presidente Trump”


Cabe mencionar que la banda en todo momento demostró su repudio al show de Metallica en el festival Lollapalooza, que se llevaba a cabo al mismo tiempo que su presentación, la agrupación estadounidense fue motivo de burlas de parte de las bandas a lo largo del festival, pero fueron Brujería quienes realmente tomaron esto como broma recurrente, mencionándolo entre canciones en repetidas ocasiones, cosa que causó varias instancias de cercanía con el público, que en su mayoría parecía simpatizar con la postura en contra de dicho festival.

Sigue el recital y nos recibe “Seis Seis Seis”, que logró descontrolar definitivamente al ya furibundo público, para continuar con “Angel de la Frontera” y “Satongo”, ambos temas del último trabajo de la banda, “Pocho Aztlán”, lanzado el año recién pasado, para luego seguir con “Desperado” y “Anti Castro”, cuyo nombre la banda ahora aparentemente ha cambiado a “Castro Muerto”, según lo mencionado por Juan Brujo durante el show.


Entre las recurrentes burlas al festival anteriormente mencionado, comentarios acerca de la marihuana y un teatro Teletón que parecía estar a punto de reventar por al energía entregada tanto por Brujería como por la audiencia, sonaron “Marcha de Odio”, “División del Norte”, “Consejos Narcos” , y el single del nuevo álbum, “No Aceptan Imitaciones”. Terminado esto, la banda se retira para que el público exija el encore con las canciones que todo buen fan de el Brujo y compañía sabe que no han de faltar (y nunca faltan, por cierto).


Dicho y hecho, vuelven a la escena para tocar “Raza Odiada (Pito Wilson)”, y luego de entregar otro discurso anti-Trump, proceden a deleitarnos con “La Ley de Plomo” y el infaltable “Matando Güeros”, pero lamentablemente, después de todo este deleite auditivo, Brujería se despide del público chileno con la canción “Marijuana”, como ya es costumbre.


Respecto a este concierto, no puedo decir más que es el mejor concierto que he presenciado en mucho, mucho tiempo, el setlist fue increíble, el ambiente grato, y la producción se encargó de que el sonido (no solo de Brujería, sino de todas las bandas que se presentaron) fuera óptimo. En fin, nada más que decir al respecto, se pasaron. Cambio y fuera.

Review por Kurt Norembergs
Fotografía por Sergio "Wakko" Parra

Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.