¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Foto: difusión

Es verdad, muchas veces el metal es criticado por los temas controversiales que tratan las letras. Hasta en los 80s los PTA (asociación de padres y profesores), con una fuerte presencia de la opinión pública estadounidense demandaron masivamente a los rockeros, incluidos Dee Snider, Ozzy Osbourne, Rob Halford, entre otros. 


La verdad que nadie es santo y David Ellefson en una entrevista con Rock Talk with Mitch Fallon, declaró que estaba en duda con la idea de dar sermones religiosos a un grupo de metaleros era como un tema sensible. Por su parte, Dave Mustaine le aconsejó de hablar de "cómo escuchar heavy metal sin ir al infierno".

El bajista usó El número de la bestia de Iron Maiden, "War pigs" de Black Sabbath, "South of heaven" de Slayer, "Absolution" de Ghost y "Holy wars" de Megadeth para su sermón "worship music" basado en la teología.

Ellefson explicó al grupo de campamento de Megadeth que "Dios es cool con nosotros. O sea, Dios es el creador y es cómo la música. El diablo no es creativo ni tiene ese poder redentor, así que la música no es del diablo, como mucha gente cree".

"Puede llevarnos a la tentación no solo la música, sino las películas y el entretenimiento en general, pero no debería ser así. Hablo con experiencia sin lugar a dudas", continuó.

Hablando de las canciones más oscuras de Megadeth como "Black Friday", "Bad Omen" o "The Conjuring", aclaró que son "ficciones". Además, apoya a Mustaine en no tocar dichas canciones por no alinearse a las creencias personales de la banda.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.