¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


 Foto: difusión

Enrevistador: "Ice explícame de lo que se trata Bodycount".

Ice-T: "La banda fue creada solo para que mi amigo Ernie C toque la guitarra. Él siempre tocó ese instrumento desde la escuela y yo tuve la idea de hacer una banda de metal. Porque he estado en europa y ahí hacen pogo en los conciertos de hip-hop. Le puse los tres tonos de mis bandas favoritas. Fusionamos el doom de Black Sabbath, la actitud punk de Suicidal, y la rapidez y presición de Slayer. Mis bandas preferidas y siempre lo serán.

Sabias palabaras para un rapero que no debemos subestimar, aportó bastante al metal que ya va 6 producciones como Bodycount.

Este es un proyecto muy diferente a su principal actividad, el hip-hop, su voz a veces saca el rapero interno, pero es lo suficientemente metal para nosotros.

El álbum empieza con la voz de Dave Mustaine, otra vez hablando de las Naciones Unidas, EEUU, de una ley marcial y una inminente apocalipsis. Lo que decepciona es que el colorado ya no tiene más participación. El instrumental es muy bueno, no se nota nada del hip-hop y los solos son bastante melódico, algo virtuoso. La voz es impecable, a veces rapero, pero también sobresalen los gruñidos que encaja de manera natural.

"The ski mask way" es más punk, con una actitud agresiva va al grano de manera directa. 

Luego viene "This is why we ride" que es más rapero, ya que retrata los primero años de Ice-T en el ghetto, las zonas más pobres de EEUU. 

"No lives matters" es una canción bastante potente y poderosa, por la temática que toca, no solo es la diferencia de clases sociales entre la "raza" blanca y negra, va más allá de eso y es una conotación entre ricos y pobres.


Con "Walk with me", la banda mantiene su intensidad, este tema se vuelve más thrash y a la vez death. Pierde un poco el groove que tenía en las otras canciones.

"All love is lost" empieza con un grito de Ice-T con la colaboración de Max Cavalera. Esta adquiere una onda a la música del brasileño.
From there we hit the recent single “No Lives Matter,” a powerful song opening with Ice-T’s commentary on the downplaying of the “Black Lives Matter” movement. But rather than making it all a black-and-white issue, the vocalist speaks about the ugliness of the situation and boils it down to more of a rich-and-poor class issue.

Read More: Body Count, 'Bloodlust' - Album Review | http://loudwire.com/body-count-bloodlust-album-review/?trackback=tsmclip
From there we hit the recent single “No Lives Matter,” a powerful song opening with Ice-T’s commentary on the downplaying of the “Black Lives Matter” movement. But rather than making it all a black-and-white issue, the vocalist speaks about the ugliness of the situation and boils it down to more of a rich-and-poor class issue.

Read More: Body Count, 'Bloodlust' - Album Review | http://loudwire.com/body-count-bloodlust-album-review/?trackback=tsmclip
From there we hit the recent single “No Lives Matter,” a powerful song opening with Ice-T’s commentary on the downplaying of the “Black Lives Matter” movement. But rather than making it all a black-and-white issue, the vocalist speaks about the ugliness of the situation and boils it down to more of a rich-and-poor class issue.

Read More: Body Count, 'Bloodlust' - Album Review | http://loudwire.com/body-count-bloodlust-album-review/?trackback=tsmclip

Una de las canciones más raperas es "Black Hoddie" que ya incorpora elementos del harcore o el nu metal. La fusión resulta perfecta y no le baja la intesidad al disco, más bien le suma.

El cover de Slayer va perfecto para este álbum y retrata lo que Ice-T y Ernie C quisieron hacer para este álbum. Algo rápido y preciso como la banda californiana. Además, Ernie saca todo su potencial en el solo. Seguido va "Postmortem", que añade bastante intensidad, además de retratar la brutalidad de esa canción. Aunque lo malo que esta parte sale algo forzado.
El acierto de este disco es la mixtura del rap, thrash y el metal en general. La parte doom y oscura de Black Sabbath no se nota mucho, pero a veces suena a Slayer, un tremendo trabajo vocal departe de Ice-T y compañía. Lo malo es que no se siente el peso de los vocalistas invitados, que para nada sacan su potencial. 

En general es una muy buena producción con puntos bajos y altos. El coraje que tiene Ice-T para entrar en el mundo del metal es grande y al revés, alguien que pase del mundo del metal al hip-hop es casi nulo.
  
Imagen: difusión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.