Foto: difusión

La primera impresión de Cut Up y sobre todo en el álbum “Wherever they may rot” es que es bastante violento, rápido y potente. Un death metal bastante clásico y con un sonido moderno. Los suecos presentan su segundo trabajo de estudio bastante pegajoso para el oído y además recomendamos escucharlo en el máximo volumen.


Los suecos muestran un ligero progreso frente a su anterior álbum “Forensic Nightmares”. La fórmula es la misma pero suena más oscuro y es el doble de brutal.

“Wherever may rot” empieza muy bien con “From ear to ear” y “Necrophagic Madness”  las cuales introducen de manera perfecta un death metal sueco y demuestran sus habilidades para crear melodías y sonidos implacables.

Luego viene “Behead The Dead” la cual es más groovy, tiene pasajes pesados y es una de las mejores del álbum.

El tema que lleva el mismo nombre del álbum, “Wherever they may rot” es un tanto más doom y uno de los más brutales con riffs asombrosos y vocales pegajosos.

Sigue “Vermin Funeral” y la banda no pierde el compás del álbum.

Atención con el tema “The aftermath” uno de los pocos que empieza lento, pero a medida va avanzando la canción los riffs forman una melodía impresionante y crea la ilusión que se avecina un moshpit.

El intro de “Master of dissector” es uno de los más potentes con líneas de bajo tremendos, la canción avanzará hacia lo más brutal con intervalos calmados.

“Cranium crusher” empieza con un estilo a Slayer y poco a poco se difumina al estilo Cut up con su característico death metal.

Para cerrar entra “Raped by the blade”, con un intro tenebroso y atmosférico, luego rompiendo con los esquemas vuelve al ya conocido Cut up con un ritmo bastante acelerado, olvidándose del siniestro comienzo.

Lo malo del álbum es que si bien es de bastante calidad, es casi un mero tributo a Vomitory. Sin embargo, la banda sueca trae todo lo mejor del buen y clásico death moderno del país escandinavo. Con un repertorio totalmente amplio con altos y bajos en las melodías, ejecuciones precisas y un trabajo vocal e instrumental tremendo.



Foto: difusión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.