¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Foto: difusión

"This is Spinal Tap" nos trae gratos recuerdos, momentos hilarantes del mundo de metal y sobre todo una buena película parodia con éxito mundial.

Una producción de primera con $2 millones invertidos con una recaudación aproximada de $4.7 millones solo en EEUU.



Todo parecía estar bien encaminado, pero el cocreador y actor de la película de 1984, Harry Shearer se dio cuenta de una anomalía en 2013. Contó al portal Bloomberg que antes de celebrarse los 20 años, preguntó a la productora Vivendi por el estado financiero. Lo que le respondieron fue impactante, le aseguraron que hasta 2006, solo le debían 81 dólares por merchandising y 98 dólares por la banda sonora.

Era una situación que no se lo podía creer y solo Shearer hizo una demanda a Vivendi con una reparación $125 millones por reportar fraudulentamente las ganancias. Luego, se unirían sus compañeros y protagonistas de la película Crhistopher Guest, Michael McKean y Rob Reiner a comienzos de este año. Harían una demanda por $400 millones.

Su investigación llegaría a la conclusión que Vivendi recibió $1.6 millones por las ventas de la VHS y DVD, pero no lo reportó hasta 2013. Además, hay un conflicto en los derechos del sountrack los tiene Universal Music Group, subidiaria de Vivendi.

El cuarteto desea reclamar los derechos de "Spinal Tap", pero la corporación se negó porque dicho nombre fue creada solo para trabajo por contrato. Vivendi se negó a hacer cualquier declaración ante Bloomberg.

Aunque originalmente firmaron un contrato en la cual habían puntos que no les gustaban, fueron rechazados por varias productoras locales. "Solo somos una imagen de culto. Eso no significa nada. Amamos lo que hacemos, ellos lo saben", concluyó Shearer.


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.