Hace bastante tiempo que se había anunciado que Arjen Lucassen traería de regreso a Ayreon, uno de sus proyectos estrella en un nuevo viaje y disco, que prometía ser una de las más grandes entregas de este año.
Las primeras críticas han llegado y las puntuaciones no bajan del 9,5, pero ¿Por qué?, ¿es tán bueno el disco cómo se ha prometido?
Es lo que buscamos mostrar en esta reseña. Prepárate y ponte los audífonos porque son cuatro actos durante 1 hora 20, que requieren tu atención para el mejor disfrute posible.
Comenzando con “The Day That the World Breaks Down” , que es una desesperante narración sobre el ocaso de la humanidad contra la tecnología. No tomes la palabra “desesperante” como algo malo, de hecho es perfecto, porque Lucassen logra crear una atmósfera increíble donde logra dar cuenta de lo problemático de la situación, sobretodo usando los teclados como sirenas y los tonos de sus 11 cantantes.
Luego llegará “Sea of Machines” para darnos un mayor contexto de lo que ocurre en el mundo, donde se conecta precisa y fluidamente con “Everybody Dies”. Dos tracks que van narrando la historia y que pone a las maquinas como los encargados de solucionar el problema de los humanos.  Son dos temas muy distintos ambos entre sí, pero en conjunto o separado resulta de igual manera.
Evitando Extendernos tanto y evitando los spoilers, el disco  es una montaña rusa de emociones, donde la esperanza de que el futuro puede ser mejor, rápidamente es destruido con canciones que te pueden emocionar con la voz de Simone Simmons (Epica) y Floor Jansen (Nightwish) o que pueden desearte huir del lugar como “Condemned To Live”. Todas perfectamente encajadas como “el puzle” que nos explicaba Arjen en la entrevista con Cuartel del Metal, que puedes leer aquí.
Así se acaba la primera parte para dar un inicio sorprendente con “Aquatic Race”. Esta nueva parte busca mostrar los nuevos desafíos de la humanidad, en una ambiciosa letra que créeme te atrapará casi como en historias clásicas como “Robots e Imperio” o “Un Mundo Feliz”.
Por lo menos hasta el cuarto tema de este disco nos acompañará una banda sonora de primer nivel, simplemente espectacular, pero destaco en esta ocasión la narrativa. No sé en qué pensaba Lucassen para hacer este disco, pero el detalle, las emociones, la historia es todo tan real tan bien logrado que simplemente no hay mayor forma de describirlo. Nunca encontrarás un audio libro tan interesante y tanto que analizar cómo este (Destacar que “Deathcry Of  A Race” es magistral, sublime y cualquier otro argumento para describir perfección que conozcas).
Bay Of Dreams” abre el cuarto acto y final de este disco, una canción que va en ascenso en todo momento, tomando un ritmo marcado y guiado por la voz de Tommy Rogers (Between The Buried And Me). A medida que avancemos los protagonistas se enfrentan a nuevas experiencias con “Planet Y is Alive!” y “The Source Will Flow” (no es un spoiler). Aquí la dirección y preparación de Lucassen  merece aplausos debido a que su música da la emoción precisa a cada canción, cada momento y cada minuto.
La versatilidad de cambiar y mezclar estilos, bajo la dirección de Lucassen es perfecta, dando frescura y sorpresa durante todo el disco, “Journey To Forever” es prueba de ello. El disco casi termina, son 17 canciones que reseñamos en está pasada y probablemente distinguiste 5 cambios de canción, debido a que todo está perfectamente encajado
El trabajo de Lucassen es sorprendente es , técnicamente, un audiolibro llevado al metal. Una propuesta majestuosa en los sonoro, el su idea, y en su historia. Atrapará fácilmente a quienes no conozcan a Ayreon, pero también tiene un grandioso guiño al final del disco para los más fanáticos.
Si en “01011001” pensábamos que pensábamos que Lucassen jugaba a ser Isaac Asimov, ahora es Asimov quien se mete en la música de Lucassen en una distopía al máximo detalle.
Pensábamos que podía ser uno de los mejores del año, no nos equivocamos. Estamos ante lo mejor que ha salido del año. Aun nos quedan meses, pero advertimos, la pelea es contra el titán que Arjen Lucassen siempre ha simbolizado y que finalmente ha materializado en “The Source”.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.