¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


Que a nadie le lleve a engaño no ver muchos rockeros y/o metaleros por su barrio. En realidad SOMOS LEGIÓN. Vivimos discretamente, diseminados por todo el mundo. Pero acontecimientos como el
Rock Fest Barcelona nos sirven de excusa para aparcar nuestras rutinas, juntarnos, y demostrar por qué los sonidos que nos apasionan nunca morirán. Nos mueve la música y no dudamos en movernos nosotros, a donde haga falta, cuando ésta nos llama.

Que no os confundan los medios. En general somos gente pacífica y sensible que está deseando, en la edición de este 2017, dejarse impactar por el Shock Rock de Alice Cooper, aparcar la nostalgia de tiempos mejores gracias al Folk Rock de Black Star Riders (a.k.a. Thin Lizzy), sentir cómo se nos eriza el bello con la magia de Deep Purple, alzar los cuernos al aire con el Metal Clásico de W.A.S.P, o llorar al ser testigos de la despedida de los escenarios de nuestro país de Aerosmith.
Que ninguno se equivoque y piense que sólo de dinosaurios (dicho con todo el respeto)  vive el rockero y/o el metalero. A pesar de que la lista de glorias consagradas se completa con nombres como el de Dirkschneider, Europe, Paradise Lost, Saxon, y otros, la organización del Rock Fest sabe que el movimiento se renueva constantemente.

Así que a ningún asistente se le ocurra perderse el Power Metal cachondo y autorreferencial de GloryHammer, las guitarras afiladas de 77, las influencias añejas de Imperial Jade, ni el impagable espectáculo que siempre brinda Avantasia, proyecto paralelo de uno de los más grandes regeneradores del metal de las dos últimas décadas: Tobias Sammet.

Que los defensores de lo patrio no se me enfaden todavía. Desde la primera edición del festival, hace ya cuatro años, siempre ha habido un importante hueco en el cartel para bandas de aquí. Y esta vez no podía ser diferente. Seguimos, además, pudiendo hablar de grandes nombres en las dos vertientes ya apuntadas: Ñu, Reincidentes, Saratoga, Rosendo y Soziedad Alkoholika pondrán las tablas, experiencia y oficio; mientras que Angelus Apatrida, Crisix, Inconscientes o Lords of Black nos traerán de vuelta al actual siglo.

Hasta los lugareños de Santa Coloma verán recompensada su paciencia al aguantar a tant@ pelud@ (que me perdonen los heavies calvos), viendo como los colomenses Astray Valley se suben al escenario.

No faltarán tampoco los tributos, tradicionales ya en el evento. Esta vez se honrará la memoria del gran Lemmy Kilmister a través de Bömbers y Motörhits
Ni la que para mí es la gran sorpresa de este año: la presencia de God Save the Queen, definidos como "el mayor tributo a Queen del mundo".


Y que no se me enfade ningún seguidor de los grupos no mencionados. El espacio es el que es. Y al espacio al que hay que ir es al Parque Can Zam (previo paso por taquilla, claro), y demostrar, una vez más, que SEGUIMOS SIENDO LEGIÓN.

¿Queres revivir el Rock Fest Bcn 2016? hace click dependiendo el día

  

Una cobertura exclusiva de Pablo Gándara



Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.