Domingo, 8:40 de la noche, nos preparábamos en una agitada Plaza Ñuñoa para entrar a la presentación de Angelcorpse   y Nocturnal, pero nunca pensé que vería la calidad de espectáculo que se mandaron, increíble en todo sentido, aunque debo decir que considero, de manera absolutamente personal,  que fueron los alemanes de Nocturnal quienes se robaron el show, es que la cagó, impresionante la descarga blasfema que se vivió en La Batuta durante  su show.

De puntualidad nada que decir, a las 9 en punto lo músicos entraron en escena y partieron sin demora alguna con la intro maldita que fue “Storm From The Graves”, y lo primero que pude notar, fue la calidad de sonido impresionante de la banda, un nivel cien por ciento profesional, realmente preocupados por lo que hacen, esta es la clase de cosas que ni el mejor de los vinilos, ni el concierto mejor grabado pueden mostrarte por completo, la dedicación y preocupación de los músicos por su trabajo sobre el escenario.
El concierto estuvo plagado de clásicos de la banda como “Thrash Attack”, y canciones de sus trabajos de larga duración, destaco sobre todo la ejecución de temas como “Merciless Murder”, “Preventive War” y sobre todo el infernal encore de “Temples Of Sin”, de su primer trabajo de larga duración “Arribal Of The Carnivore” (2005), claramente Nocturnal venía con ánimos de mostrar su material añejado a la perfección.

La presentación fue increíble, puro thrash metal alemán directo a la vena, lleno de blasfemia y oscuridad desbordando por todas partes, y un mosh despiadado; Nocturnal definitivamente son unos excelentes exponentes de la corriente underground que presentan una propuesta madura y profesional, sin dejar de lado la bestialidad ni lo ritual característico de este tipo de shows. Aunque este tipo de propuesta también requiere un público más maduro, y eso se nota en el público, a pesar de que al menos yo no vi en ninguna parte una restricción de edad para el evento, la asistencia de gente muy joven fue casi nula, esto  da cuenta de que el metal de Nocturnal y Angelcorpse es sólo para verdaderos entendidos en el tema.

Siguiendo con la crónica de la destrucción de anoche, aparentemente por problemas con la batería, la subida al escenario de Angelcorpse se demoró un poco (y repito, poco) más de lo esperado, pero fue suficiente para enfurecer a la audiencia, que de un momento a otro reventó en pifias, que por cierto, no duraron mucho antes de que Pete Helmkamp  y compañía, que para sorpresa de todos, no contó con la presencia de Gene Palubicki,  por lo que sólo tocaron con Francesco Ponga en la guitarra, esto a decir verdad se notó un poco en el sonido de la banda, pero no lo suficiente como para que Angelcorpse reventara el lugar.
Independiente de la ausencia de uno de los miembros, arrasaron con el lugar, La Batuta se tiñó de sangre, blasfemias y destrucción mientras Angelcorpse proclamaba su cátedra oscura arriba del escenario, con clásicos de siempre como “Perversion Enthroned” y “When Abyss Winds Return”, “Stormgods Unbound”, “Phallelujah” e “Into The Storm Of Steel”, que fueron ejecutados sin piedad por el trío.

Respecto a la presentación como tal, fue a todo dar, se escuchaba una muralla de sonido infernal que destruía todo a su paso, mientras los enardecidos maniáticos del público coreaban las letras, la batería se escuchaba increíble, y la maestría del gran John Longstreth no hacía nada más que darle un plus a esto. Un show realmente admirable de parte de Angelcorpse, y una cálida acogida de la audiencia chilena que repletó a más no poder el recinto.
El concierto cerró con el clásico “Wolflust”, con su famosa línea “Eat. Fuck. Kill.”, que los asistentes corearon con furia implacable mientras la banda desataba el caos antes de dejar el escenario chileno por primera y quizás última vez.

Bueno, dicho esto debo decir que este definitivamente es uno de los mejores espectáculos underground que ha habido durante el año, y deja la vara muy alta para lo que venga en cuanto a producción y calidad de las bandas que visitarán nuestro país en lo que queda del 2017, porque realmente fue un show a todo nivel, vuelvo a destacar la limpieza del sonido de los alemanes de Nocturnal, cuyo trabajo sobre el escenario fue admirable, también destacar la puntualidad del evento, que no tuvo ni un solo minuto de atraso para partir, independiente de lo que haya pasado antes de la salida de Angelcorpse, ya que considero que quizás la audiencia exageró un poco al enfurecerse tanto por una demora mínima.

Pasando a otro tema un poco menos técnico, me llega a emocionar el cariño demostrado de parte de las hordas chilenas por ambas bandas, se nota que la audiencia under sabe a lo que va, ya que a diferencia de otros conciertos más masivos, antes de que empezara el concierto el lugar ya estaba lleno, y le dieron a Nocturnal la atención que merecían.

Independiente de que abrieran el evento, hecho que lamentablemente logra enterrar a grandes bandas en sus presentaciones, pero aquí fue todo de igual a igual con Angelcorpse, la misma recepción para ambas bandas, sólo me queda decir que el aplauso va también para la audiencia conocedora que sabe respetar a las bandas.


Crónica por Kurt Norenbergs
Fotografía por Carolina Attack







Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.