Imagen: difusión

Clásicos de Testament son “Native Blood”, “Sins of Omission”“Electric Crown” o “The Preacher”, pero en 2016 aparece un serio candidato. Tiene la rudeza, agresión y actitud que todo thrasher necesita.


Los veteranos del thrash regresan luego de cuatro años con “Brotherhood of the Snake”, serio candidato al álbum más brutal del 2016.





El disco empieza con el título homónimo, la cual reúne todo lo clásico de la banda americana. Se puede apreciar que los músicos siguen vigentes no solo en la composición, sino en la ejecución de los instrumentos.


“The Pale King” sigue con el mismo efecto, la gran energía de Gene Holgan se canaliza en la batería con un intro contundente que se roba el protagonismo. Luego, disfrutamos de la voz rasgada de Chuck Billy, quien se vuelve mejor con el tiempo. 


Llega a destrozar cabezas “Stronghold” con un sonido característico de este subgénero y con un ritmo acelerado que sigue hasta el final. Las guitarras ponen en orden en medio de la canción con el efecto de los “whawhas”.


“Seven seals” es un tema bastante agresivo, pero su letra es lo contrario habla sobre la llegada de cristo. Imagínense un recibimiento así.  


Un curioso juego de ritmos pone en la mesa “Born in a Rut”, algo lento pero contundente y pesado. Es un tanto más rítmico que lo podría haber tocado Metallica.


La banda vuelve a lo clásico con “Centuries Of Suffering”, “Black Jack” y “Neptune´s Spear” donde la batería hace un trabajo excepcional recogiendo algunos elementos del metal extremo y haciendo un dueto perfecto con los gruñidos de Chuck


“Cannabiusness”  es un homenaje a la hierba buena, Chuck explica que es adicto, pero lo deja en el tour. Si quieres saber más de la opinión vocalista sobre este tema, lo podrás ver aquí.


Para cerrar, suena "The number game" que no baja la intensidad y va fuerte de principio a fin.


La banda americana no pasa de moda y más bien se renueva con este disco sin cambiar de dirección.


Puede que el álbum resulte algo cargado y repetitivo para los que no son fanáticos de Testament, pero es un buen disco para empezar a escucharlos ya que recoge todo lo mejor del thrash y no hay ni una mala canción.
Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.