¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


Fotos: Karlos Ramone Photography


Dos nórdicos se juntaron para un recital sin precedentes en Lima. Por un lado, un mítico personaje que renació de sus cenizas para reinventarse como solista. Y por otra parte, una agrupación consagrado por los dioses de su mitología.

Abbath fue el último en entrar al escenario cuando la banda ya estaba calentando con To War!

"Lima, ¿cómo están?," preguntó al finalizar su primer tema para luego entrar de lleno con Ashes of the damned y Winterbane.

Ya se armaba el pogo comenzada solo la segunda canción y el Abbath ya ponía sus muecas, en señal de que también la estaba pasando bien. Olve Eikemo ponía a gritar a sus fanáticos diciendo: "Señores, señoritas" y cada persona respondía de acuerdo de su género.

Doom Occulta se puso una gorra de cuernos tratando de adelantarse al siguiente show e interpretó clásicos de su antigua banda Immortal como "Tyrants" y "One by one". Ponía su cara de molesto cuando no escuchaba a su público hacer ruido, pero cuando sentía ese apoyo "muchas gracias" agradeció y regaló una más de su nuevo disco, "Count the dead".

Finalizó su presentación con "All shall fall", en vivo fue muy cercano a la perfección pero a la performance defraudó ya que faltó el popular crab walk.

A Abbath le faltó poner más show con sus característicos movimientos y bailes. Además, al salir del escenario "así nomás" sin despedirse, dejó a los fanáticos pensativos de que iba a haber alguna yapa o encore.

Muy probable por un itinerario ajustado, pero debemos admitir que cumplió y demostró por qué es una de las leyendas vivas del black metal. 


El plato fuerte fueron los vikingos de Amon Amarth quienes llegaron para arrasar todo aquel que cruce su camino.

Llegaron sin su embarcación drakkar, ya que no los dejaron pasar el puerto de Callao. Los suecos entraron como si no hubiera mañana y abrieron la parranda con "The pursuit of the vikings" y "As loke falls".

"¿Cómo está Lima, Peru? ¿Cómo están amigos, amigas? Bienvenidos a la fiesta vikinga", introducía la noche pagana el gran Johan Hegg e inmediatamente sonaba "First Kill".

No faltaron los temas "The way of vikings", "At dawn´s First Light", "Deciver of the gods", "Death in fire" o "War of the gods" para comprender el estilo de vida vikingo y de todas sus deidades.

Absolutamente todas las canciones fueron coreadas, pero la que más sonó sin dudas fue "Destroyer of the universe" y la presentación de Johan simplemente fue espectacular, porque fue bastante espontáneo y su fascinación por las tramas mitológicas.


No faltó la birra en los cuernos vikingos para que los suecos brindaran con un "salud" y tomaran de lleno toda la cerveza, para que sonara la emblemática "Raise of Horns".

Finalmente, la noche no pudo estar completa sin "Guardians of Asgard" y "Twilight of the thunder god", los vikingos pusieron todo su empeño en estos temas dejando a los fanáticos más que satisfechos, haciéndolos vibrar con todos sus clásicos.

Un agradecimiento a Karlos Ramone Photography por todos las fotos. (Dejamos su Facebook para cualquier contacto)


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.