Foto: difusión

Reign in blood es tal vez una de las mejores piezas que ha producido Slayer, o quizá en el mundo del metal. 

Pero lo cierto es que mientras grababan esa joya, muy al estilo del videoclip de "Walk this way" de Aerosmith, al costado  los Beastie Boys estaban haciendo lo propio con su LP "Licensed to III".

Te puede interesar: Kerry King casi abandona la banda por culpa de Limp Bizkit

Dos grupos no tan disparejos estaban produciendo sus discos en el mismo estudio, con el mismo productor Rick Rubin, pero en diferentes ambientes. 

Cuando King estaba en su guitarra pensando algunos riffs y solos, el productor sintió que uno de esos podía ir en el tema "No sleep till Broocklyn" de la banda neyorquina.

Hicieron el trato con unos cientos de dólares y el guitarrista calforniano se apersonó luego de unos 30 minutos.

"Voy a estar en el video de los Beastie Boys, esto puede abrir las puertas para los videos de Slayer, será grandioso", se dijo King.

En un primer momento, el guión era que un gorilla empujara al guitarrista en el momento del solo. A esto, se puso fuerte y respondió "eso nunca pasará" e hizo cambiar la escena. 

Todo esto, lo comentó para la serie online "All Propose Show" que la podrás ver dando clic aquí.

Podrás criticar todo lo que quieras a Kerry King e incluso a los Beastie Boys, pero es uno de los discos debut más vendidos de Columbia records y hasta la fecha vendió nada más que 9 millones de copias solo en EE.UU.





Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.