Foto: difusión

En un concierto cualquiera que sea uno tiene derecho de disfrutarlo sin importar que sea hombre o mujer.

Recientemente anunciábamos que "la banda más peligrosa del mundo", Guns N' Roses, anunciaba que iba a reforzar la seguridad en sus próximos recitales, pero lo más lamentable sucedió. (ver más detalles acá)

Una mujer de 39 denunció a la Ertzaintza (policía autónoma del País Vasco) por una presunta agresión sexual, así lo confirmó un portavoz de dicho departamente de seguridad.

La banda ya había comenzado el concierto, cuando ella decide ir por una cerveza. Relata que desde ahí no recuerda nada, hasta que se encontraba forcejeando con un sujeto que intentaba quitarle la ropa en un baño de un bar de las inmediaciones de San Mamés.

La víctima alega que dicho hombre le habría puesto alguna droga en su bebida para poder provocarle un estado de semi inconciencia para poder aprovecharse de la situación.

La polícia sigue con las investigaciones del caso y ampliaremos la información a medida que vaya avanzando este lamentable suceso.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.