¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


 Imagen: difusión

A Vince Neil le había caído el peso de la ley, la policía se lo había llevado. Mötley Crüe se quedaba sin vocalista. Pan de cada día.

Esta vez era diferente, había provocado un accidente con su auto estando ebrio, en búsqueda de más alcohol. Desafortunadamente, fallecería su colega de Hanoi Rocks, Nicholas "Razzle" Dinglay, a quien le dedican enteramente este álbum.

Luego de una jornada prolongada de servicio comunitario, una gran fianza millonaria y luego de seis meses Vince saldría libre. Esto significaba que después de medio año, se reanudaban las grabaciones y el proceso. 


El disco Theatre of pain trataba de deslindar con el heavy metal característico de las dos primeras entregas, pero lo impedían Louder Than Hell, Tonight (We Need a Lover), Use It Or Lose It, Fight for Your Rights y Keep your eye on the money. Estos temas eran más  simples y se centraban en los riffs.

El blues ganaba posición en la banda californiana con City Boys Blues y el cover Smokin´in the boys room.

Home sweet home es un emblema para esta banda y un himno del glam. Es una power balad con bastante actitud, que poco a poco se convertiría en la fórmula cliché para este tipo de producciones.

Además, su estilo visual cambiaba, abandonaron el famoso "corpse painting" por el maquillaje y el hairspray, la ropa de latex negro por algo más vistoso. Eran más glamorosos, pero no llegaron a perder la actitud y ese espíritu que los caracterizaba.

En esencia eran los mismos, los chicos malos del Sunset Strip y los excesos se harían más evidentes, comenzaban a hacer efecto en el rendimiento como músicos. Pero ya Mötley Crüe estaba en su época de consolidación y estaba dispuesto a dominar el mundo. 



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.