Imagen: difusión


Hacia esa dirección iba la banda deslindándose poco a poco del glam. Producto de ello, sacaba su disco Power Metal en 1988. 

Esta producción fue un poco más apegado al thrash metal como se manifiesta en Down Below y Death Trap

Además, tiene influencias del heavy como en Rock the World, Over and Out y P.S.T. 88.
Los solos de Dimebag Darrel, que en ese entonces se hacía llamar Diamond, ya producía ese sonido chirriante, pero faltaba algo.

Rex Brown o en ese entonces Rex Rocker, era un fanático del glam por lo que se encargó mayormente de los temas Hard Ride, Proud to be Loud y We'll Meet Again.

Vinnie Paul, encardo en la batería, mostraba como siempre gran precisión en los temas demostrándolo sobre todo en Proud to be Loud.

Phil Anselmo era el frontman, con un voz totalmente distinto, saca otra faceta que difiere mucho a la de hoy en día. La actitud la puede conservar, pero en ese entonces tenía una voz agua, parecida a la de Rob Halford, lo cual hace que podríamos confundirnos con un álbum de Judas Priest.
 
Un pequeño cambio iba a ocurrir en Pantera, Phill, recién llegado a la banda, conversa con sus compañeros. Puso sobre la mesa a Iron Maiden y Judas Priest. Hicieron una tocada por primera vez y el vocalista ponía en manifiesto sus influencias y los otros hacán lo propio.

Naturalmente, los fanáticos no reaccionaron amistosamente al cambio brusco, finalmente la banda también empezaba a admitirlo. Pero todo era un proceso, de descubrimiento y redefinición que luego sería ahora sí la gran mutación.

Finalmente, la agrupación detesta tanto sus anteriores trabajos que en su pagína web oficial no aparecen la información de esos cuatro primeros discos.


En general un disco muy extraño con bastantes texturas, preludio a lo que iba a hacer el gran giro de Pantera.


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.