¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

El nuevo disco de la legendaria banda de doom metal, The Obsessed, resultó un buen retorno de su líder Scott "Wino" Weinrich a los estudios, en lo que pareció más una placa solista, que un resurgimiento del histórico grupo.


Más de 20 años tuvieron que pasar para que una formación volviera a grabar en estudios bajo el nombre The Obsessed. Y eso acaba de suceder con el reciente lanzamiento de "Sacred".

Sin embargo, esta buena placa dista bastante de ser un retorno completo de la banda. Por un lado, porque no están presentes los miembros originales, ni de ninguna de las muchas re configuraciones posteriores, sino con Reid Raley en bajos y Brian Constantino en batería. Pero además porque desde las composiciones se ve mucho más la pata de su líder paseándose por un repertorio más ajustado sus gustos personales que a recuperar la esencia de este grupo pionero del doom de fines de los 70.

No obstante, Sacred no es un mal álbum ni mucho menos. Con un sonido mucho más potente y nítido que en lanzamientos anteriores, están los toques del doom esperado, con por ejemplo la re grabación del viejo clásico de 1983 "Sodden Jackal", más buenas amalgamas que repasan la carrera de Wino (también en Saint Vitus y Spirit Caravan) yendo del stoner rock al más oscuro al sludge, pasando por algo de la NWOBHM. También hay espacio para vetas de un hard rock más clásico -con influencias de Thin Lizzy y ZZ Top- que, cuando no bajan demasiado la potencia (cosa que sucede en algún tramo), logran transformar este disco en un entretenido paseo por diferentes subgéneros del metal.



¡Wino volvió y en forma de The Obsessed! vení y repasá algo más de su último lanzamiento en Killing Week y la sección especial que El Cuartel del metal tiene en ese show radial de la Argentina.
 


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.