Foto: difusión

Creed se desmoronaba, las diferencias con su vocalista Scott Stapp se hacían más grandes. Tras cerca de 11 años de carrera, Mark Tremonti, Scott Phillips y Brian Marshall tomarían un gran paso al contactar con el vocalista de The Mayfield Four.

Esta banda también se encontraba en crisis, no tuvo el despegue que necesitaba y producto de ello, le esperó el mismo destino de Creed.

En pocas palabras, actuó el destino, el trío necesitaba de un vocalista y por otro lado, Myles Kennedy una banda con la cual pueda despegar su carrera artística.


Comenzaron a realizar un rock moderno, empezando con los singles Broken Wings y Open your eyes. El sello y estilo propio se manifestó desde temprano, melodías pesadas, traducidos en acordes complejos, batería y bajos fuertes con un toque de melancolía y soledad en las letras y capacidad vocal de Myles.  

Su carrera se vio impulsada gracias a que la superestrella Edge de la WWE utilizara Metalingus como su canción de entrada. Obviamente, hubo exposición televisiva a nivel internacional.

Rápidamente, con su estilo único y el impulso de Edge, Alter Bridge rápidamente ganó popularidad.

Ya para 2007, Rise Today, de su segundo álbum fue usado como tema oficial del evento Unforgiven de la WWE

El siguiente año, fueron unas fechas agitadas para la agrupación de Orlando quienes aparecieron en festivales internacionales como Rock am Ring, Rock Im Park, Rock on the Range,  Pinkpop Festival, Hultsfredsfestivalen, Nova Rock Festival en países europeos como Alemania, Holanda, Suecia solo en un lapso de 2 meses.

Luego de eso, Myles Kennedy trabajaría junto a Slash en su proyecto solista y paralelamente, Creed se reagruparía. 

Aunque tenían proyectos paralelos, ninguno dejó Alter Bridge y consiguientemente lanzaron Fortress en 2013 y actualmente se encuentran promocionando su más reciente producción The last Hero desde el año pasado.

Myles Kennedy encontró a los mejores socios para no solo vivir de su pasión, sino mejorar y para desafiar toda su capacidad como vocalista.

Acompañado de la parte melódica de Creed, el guitarrista Mark Tremonti realiza composiciones complejas con solos precisos. Además, la parte rítmica con Scott Phillips y Brian Marshall se encargan de cambiar la intensidad de las canciones a veces desesperanzadoras y otras veces contundentes.

A 13 años de formación, es un gran acierto del destino que miembros dos bandas en quiebra se necesitaran uno al otro para reflotar su carrera y seguir en curso.


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.