¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

PH: Maru Debiassi
El pasado 24 de junio la gente de Arraigo presentó en sociedad a ‘Nosotrosacayahora’, su nuevo material y segundo disco de la banda. El sucesor de ‘Horizontes y fronteras’ tendría su bautismo en el Roxy Live (uno de mis recintos favoritos para ver shows en vivo) junto Canto Runa y Sin Destino como bandas invitadas. Lamentablemente la ineficiencia del servicio de transporte me retrasó bastante y para cuando llegué al lugar los muchachos de Sin Destino le ponían punto final a su set con ‘Destrucción’, aquel clásico inoxidable de V8.

Si uno le prestaba atención al público presente, podía ver a niños, padres, madres, abuelas, familias enteras; mezclándose entre los metaleros que lentamente iban poblando el recinto.

Apenas un par de minutos después de las 21hs, los muchachos salen a la cancha con el facón entre los dientes y ‘En el nombre del padre’ sería la primera en ser machacada, seguida de ‘Zamba para los huérfanos’, ambas del disco debut.

Llegaba la hora de presentar las nuevas canciones, ‘Incómodo donde estés’ sería la primera (con homenaje a La Polla incluido), ‘Pañuelos negros’ curaban las penas cantando, y ya con la presencia del Cuervo Pajón en el bandoneón sonarían ‘Traen la pregunta’ y ‘Pide mas yuta el malón’, una de mis favoritas del nuevo disco (‘Van reemplazando la historia por noticias y los libros por los diarios’. Impecable)

La banda se retira, y al Cuervo se le suman Los Brujos (guitarra y bombo) para deleitar al respetable con un poco de su magia. Y ya con la banda de nuevo en el escenario ‘Vidala para que sigas’ continuaría la fiesta.

A esta altura del partido el clima era el ideal, se veía a gente pogueango como así también a padres y niños cantando; y eso se reflejaba en el escenario, músicos con sonrisas de oreja a oreja dando el 666%.

Continuaban las canciones, las historias, los pensamientos, las preguntas, ‘Escribe y dispara’ con su ritmo de cumbia pide mas aulas y menos jaulas, las ‘Calaveras porteñas’ se hacían presentes con su murga, sus bailes y sus colores; ‘Mambolindoquilombo’ le daría paso a ‘Nehuen (Fuego del alma)’ y al ‘Carnaval de soledades’, aquella canción que daba inicio a su primer disco, esta vez se encargaría de poner punto final a la noche.

Cinco años tendrían que pasar para tener entre nosotros al sucesor de ‘Horizontes y fronteras’. Cinco años en los cuales los muchachos se la pasaron afilando la pluma, buscando respuestas y preguntándose cuestiones tales como ‘¿Qué es lo pesado en la música pesada?’. ‘Nosotrosacáyahora’ es una molotov de ritmos, sonidos, ideas y preguntas, que nos mueven a saber de dónde venimos para poder pensar a donde vamos.

Crónica: Martin Tula
Fotografía: Maru Debiassi


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.