¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

PH: Ignacio Labourdette
La edición del Noiseground de este año tendría la particularidad de separarse en 4 episodios basados en 4 cartas del tarot , siendo estos La Muerte, El Colgado, El Loco y El Mago. Y como frutilla del postre, cada fecha contaría con una banda internacional como acto principal.

El primer acto del festival, llevado a cabo el pasado 21 de julio en el pintoresco Roxy Live , tendría como plato fuerte a Belzebong , la banda de Stoner/doom polaca , y a El Caos Reptante , Picaportes y Dragonauta como bandas nacionales. Una fecha que prometia ser un viaje de ida del cual nunca quiere retornar. Cita mas que obligada.

Los encargados de inciar el viaje sería El Caos Reptante, los cuales no llegué a ver , pero que habiéndolos visto en ocasiones anteriores puedo afirmar que verlos en vivo es toda una experiencia. Vayan a verlos, ni lo duden.

Seguirían los muchachos de Picaporters , mas encaminados al Stoner Rock tradicional , repasando material de sus 2 discos de estudio: 'Elefantes' (2013) y 'El Horror Oculto' , lanzado el año pasado.

Lentamente el Roxy se iba poblando , mientras Dragonauta salía a la cacha a hacer lo suyo. Los muchachos no suelen tocar seguido, razón por la cual tenía muchas ganas de verlos en vivo. Haciendo un repaso por su discografía y adelantando nuevas composiciones , Dragonauta rara vez falla y deja a su público con ganas de mas. Ahora estaría bueno que se apuren con el nuevo disco , que a juzgar por los adelantos , se viene bastante oscuro.

Ahora si , con un Roxy cargadito , Belzebong sale a escena e inicia el viaje final , un riff a la vez. La propuesta de los polacos puede ser un tanto complicada de digerir , con partes iguales de Sleep y Electric Wizzard , lo de los muchachos es repetir un riff hasta lograr un efecto hipnótico. Nada de palabras , riffs tras riffs , lentos y densos.

Es escenario se pintaba de verde y las pantallas dejaban mostrar el fanatismo de la banda por Satanás y por el cine de género. Desde abajo del escenario se encendían las velas para que los primeros acordes de 'Bong Thrower' den inicio a la ceremonia. 'Diabolical Dopenosis' seguiría con el viaje , aunque hablar del setlist resulta , cuanto menos, anecdótico. Y es que el show de Belzebong fue un viaje en si mismo , un viaje en el cual los riffs y la marihuana oficiaban de transporte hacia vaya uno saber donde. El camino nos conducia hacia un destino incierto , pero lo único que importaba era transitarlo , un riff a la vez.

Cuando todos los riffs fueron machacados, cuando ya las velas fueron consumidas y cuando las luces ya no podían teñir mas el escenario de verde , los muchachos emprendieron la retirada. El viaje había terminado.

El episodio 1 del Noiseground fue más que un triunfo , las bandas nacionales mostraron el gran presente de la escena ,y los muchachos de Belzebong viajaron desde muy lejos para plantar bandera y hacernos viajar, esta vez, sin dar un solo paso.

Cronica: Martin Tula
Fotografía: Ignacio Labourdette



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.