¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Sepultura // PH: Pablo Gándara
Esta crónica comienza de la misma manera que comenzó la XII Edición del Resurrection Fest: con una huelga de autobuses. Escribo estas palabras en un viaje hacia el sur de Galicia y puedo comprobar en mi propia piel la desesperación que muchos de los asistentes tuvieron que sentir ese día buscando métodos alternativos de transporte para poder asistir. Y una vez llegados a Viveiro no estaba todo solucionado porque los trayectos desde el festival a la zona de acampada tuvieron que ser caminando para muchos de los fans que se reunieron en un festival único en una ciudad llena de encanto. Afortunadamente esto quedó solucionado a partir de las 00.00 horas del jueves, así que el regreso para dormir fue mucho más cómodo después de disfrutar de una fiesta que también logró un Sold-Out. Así, el Resurrection Fest consiguió un segundo Sold-Out consecutivo y se convierte en una cita imprescindible para todos los metaleros nacionales e internacionales.

Con una entrega de pulseras escalonada y muy bien organizada daba comienzo la fiesta con Parazit y Aphonnic a los que no tuve la ocasión de ver. We Ride aparecieron en la carpa del Ritual Stage estando ya abarrotada e hicieron un concierto brutal tras su reciente paso por el Download Festival Madrid. En la jornada del día siguiente Mimi realizaría una colaboración con Comeback Kid cantando “Partners in Crime”.

A continuación sería el turno de Here Comes The Kraken. La banda de deathcore mexicana se metió al público en el bolsillo desde los primeros temas y esta energía se mantuvo intacta a lo largo de su set.

El hardcore dejaba paso a la música punk con CJ Ramone. El único escenario esa noche se convirtió en una vuelta al pasado de la mano de los Ramones. Sonaron míticas canciones como “Sheena is a punkrocker”, “Glad to see you go” y “I wanna be sedated” mientras se producía un cambio en el público que ocupaba la carpa hasta esos momentos.

Al comienzo del concierto de Soziedad Alkohólika el aforo de ese día estaba ya completo. Había tanta gente dentro de la carpa como fuera, lo que parece indicar que el próximo año deberían habilitar una carpa más grande para un escenario mayoritariamente hardcore y punk que cada vez se queda más pequeña. S.A. comenzaron su descarga con 3 canciones de su nuevo álbum, para pasar después a tocar Polvo en los ojos. Aunque al principio el público no se mostraba muy entusiasmado poco a poco fueron metiéndose en el concierto según iban cayendo los temas clásicos. Siguen siendo una de esas bandas que nunca defraudan y que valen la pena cada kilómetro recorrido para verlos tocar.

Sepultura cerraban esa primera noche con la potente voz de Derrick Green. Comenzaron tocando “I Am the enemy”, “Phantom self” y “Kairos”. La parte final del show estuvo dedicada a sus grandes éxitos “Territory”, “Refuse/Resist” y la famosísima “Roots bloody roots” que provocó la locura bajo la carpa.


Como siempre la Warm-Up resultó todo un éxito de asistencia y fue una buena forma de ir entrando en calor y hacernos una idea de lo que nos esperaba los siguientes días.



Crónica: Noelia Alvariño
Fotografía: Pablo Gándara


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.