¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728





 Foto: difusión

Eran los años 80s, ya Ozzy Osbourne había sido desparedado de Black Sabbath, pero estaban con un gran vocalista, de raíces italianas y hacía unas poses raras "para ahuyentar al diablo" pero representaba al diablo mismo. 

Ronnie James Dio era la nueva adquisión de Sabbath y la banda estaba encaminada a un futuro leyendario. Pero, "él ha estado mandándonos un poco más de lo debido, como siendo un dictador", decía el riff master, también líder de la banda, Tony Iommi.

Pequeño Hitler, era el apodo de Dio. Aunque, después de la muerte del vocalista, Iommi se sinceró y no utilizó calificativos fuertes. Claro está que hubo algunos conciertos de reunión.

En fin, unos problemas internos, acusaciones, saboteos y discusiones hicieron que Ronald James Pavadona y el baterista Vinny Appice se separaran de Black Sabbath

En Octubre de 1982, formaron la banda Dio junto al talentoso y joven guitarrista Vivian Campbell y ex Rainbow, Jimmy Bain en el bajo.

El resultado, dos superclásicos llamados Holy Diver y Rainbow in the Dark. Con elementos bastante heavy metal tradicional y Claude Schnell en los teclados fueron toda una sensación.

Así empezaba la leyenda: "fue perfecto para nosotros. Todo se sintió natural. El ambiente de los ensayos era perfecto y el esfuerzo en la grabación era muy bueno. Creíamos en lo que estábamos haciendo y no podíamos esperar a que la gente lo escuche", declaraba el mismo vocalista.



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.