Body Count acaba de editar nuevo material. Se llama “Bloodlust” y es una buena excusa para preguntase ¿qué tan bien envejeció el rap-metal?


Este género que supo tener su época de esplendor a fines de los 80 y principios del 90, con exponentes como Suicidal Tendencies, Beastie Boys y más adelante Rage Againstthe Machine, quizás haya encontrado su mejor abanderado en la banda de Ice T, con éxitos como “Born Dead” o la controversial “Cop Killer”.
Sin embargo, y a pesar de que hacia finales de los 90 hayan surgido infinita cantidad de bandas que continúen ese legado de la mano del new metal, Body Count prácticamente había desaparecido de la escena en los últimos años. Y no sólo por la falta de material (del 96 hasta 2007), sino además, porque extrañamente muy pocas bandas y publicaciones del género los mencionaron como influencia de esta movida, a pesar de hber sido pioneros en esto de fusionar rap con metal y thrash.
Bueno, nada de esto les importó a estos gansta rappers metidos a metaleros. Acaban de sacar el sexto trabajo en la carrera de la banda. Y lo hacen con la solvencia que les da los años y con el poder de fuego que del sonido actual.
Es por eso que podemos decir, que al escuchar Bloddlust, todos los temores se disipan: suena oscuro, suena agresivo, veloz y bien pesado. En la propia placa su líder deja en claro que ellos son una banda de metal y automáticamente ejecutan una versión del clásico “Reign in Blood”. Además, ya en otros pasajes del lp hay participaciones de Dave Mustaine y Max Cavalera, como para confirmar que lo suyo con el metal va bien en serio, por más que sus raíces se muestren sin tapujos en cada uno de los pasajes hiphoperos.
Párrafo aparte para las filosas y confortativas letras anti sistema y anti racismo que, en la lavada actualidad, suenan disparadas como verdaderas ametralladoras de la verdad.
Escuchá más del arsenal de Ice T sus forajidos en el bloque especial que El Cuartel del Metal tiene en el show radial Killing Week y u música para matar la semana.



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.