¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Foto: Difusión
Vital Remains estará pronto pisando el suelo Latinoamericano y qué mejor manera de recibir semejante ritual blasfemo que revisando lo que a mi parecer es la obra maestra de la agrupación liderada por el gran Tony Lazaro, su último trabajo de estudio: “Icons Of Evil”.

Cuesta un poco analizar un disco como este, es más, cuesta un poco analizar una banda como esta, puesto que tienen como gran característica el salirse de los márgenes comunes de duración de una canción de Death Metal. Vital Remains manda a la mierda eso y proponen una visión de la brutalidad que pocas bandas se atreven a tomar, con tracks que superan los 9 minutos de duración, el álbum no te suelta en ningún momento y te da la paliza de tu vida, y no sólo la más fuerte, sino la más larga.

El único momento de paz que te dará esta obra es durante la intro “Where Is Your God Now?”, que utiliza un sample de la película “La pasión de Cristo” de Mel Gibson, ¿Qué esperaban?

Pero la paz se acaba cuando un furioso Glen Benton proclama el inicio de “Icons Of Evil”, y desde aquí en adelante, la cosa no para, una infinidad de blast beats patean tu cráneo hasta dejarte medio muerto, y los solos de el gran Dave Suzuki no se quedan atrás, en general, no suelo ser un gran fan del Death Metal melódico, como sabrán quienes leen mis notas (si es que alguien en absoluto lo hace, pero no es el punto), y ojo, en ningún caso digo que Vital Remains sea melodeath, pero considero necesario mencionar que el trabajo melódico de las guitarras en este trabajo de estudio es memorable, por decir lo menos destaco sobre todo en esto los tracks “Icons Of Evil”, “Shrapnel Embedded Flesh”, otro aspecto memorable del álbum es un cover a “Disciples Of Hell”, del gran Yngwie Malmsteen.

Pero dejando de lado lo melódico, es necesario volver a lo que nos convoca, y lo que convoca a este disco, que es la brutalidad y la blasfemia. A tal punto llega la preocupación que el disco dura 66:06 minutos (vamos, no deja de ser un detalle que tomaron en cuenta).

A pesar de todo esto, el disco no fue para nada recibido por la crítica, pero averiguando un poco al respecto, resulta que la mayoría de las críticas negativas que recibe el álbum son debido a razones que no tienen pies ni cabeza (que no explicaré aquí en pos de la brevedad, pero entre esas, se le trata de cliché y caricatura, para contextualizar). Pero la verdad no creo que sea importante la opinión de críticos que atacan uno de los pilares del Death Metal de la primera década de este siglo en base a esnobismos baratos que en el fondo no dicen nada, tampoco es que uno sea de paladar fácil en lo musical, pero vamos, este disco definitivamente no es para paladares fáciles, es una expresión clara y dura de lo que es el Death Metal cuando tiene una producción adecuada y músicos de altísimo nivel.

Pero, de todas maneras, tampoco puedo ser tan lamebotas de una banda, sobre todo si es una banda con trayectoria profesional como es el caso de Vital Remains, así que debo hacer notar los puntos débiles del álbum y, lamentablemente debo coincidir con algunos de los puntos que tanto se le criticaron a esta obra, como, por ejemplo, que es Death Metal genérico. Si, genérico, “Icons Of Evil” no es, en ningún caso un disco que haya puesto patas arriba la escena, es más, no se arriesgan en absolutamente nada (más allá de las duraciones de las pistas), lo que de todas formas no es del todo malo, si eres un amante del Death puro, duro y blasfemo, este es un disco que no puedo dejar de recomendar, pero si buscas un sonido estilo noventero, o un acercamiento un poco más experimental a la música extrema, te sugiero que escuches otra cosa porque esto en definitivo no es para ti. Con esto quiero dejar en claro que el disco es excelente, pero sólo dentro de su género.

Y bueno, ya es momento de terminar esta review, y qué mejor para despedirme que dejar los tracks que más recomiendo del álbum, partiendo por la canción que le da nombre al disco, “Icons Of Evil” (para mayor misticismo, escuchar junto con la intro “Where Is Your God Now”), otra recomendación es, de todas formas, “Shrapnel Embedded Flesh”, cuyo solo de guitarra te partirá la cara desde el comienzo, y, por último, “Hammer Down The Nails”. Dicho esto, me despido, ¡hasta la próxima!

Reseña realizada por Kurt Norembergs

Show en Chile!
La reunión será este 9 de julio en el Bar Óxido desde las 19 hrs. Las entradas ya están disponibles a través del sistema Ticketek y sin recargo en las tiendas The Knife, Rockmusic y Sick Bangers.

Precios:

Primeras 300 entradas: $18.000
Hasta el 8 de julio: $20.000
Día del evento: $25.000



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.