¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


Varias bandas del género han editado sus últimos lanzamientos en formato de vinilo. Así, se han podido ver discos de los recientes “Hadwire… to self-destruct” de Metallica o “Dystopia” de Megadeth, como también reediciones de clásicos de épocas anteriores tanto de esas bandas como de otras.



La pregunta que surge inmediata es ¿para qué? Las respuestas son tan diversas que van desde el fetiche actual por lo vintage, la crisis de la industria que busca soluciones urgentes y el esnobismo de las clases altas que no saben en qué gastar su dinero; a la necesidad de los fanáticos de poseer un objeto que represente a su banda en épocas del efímero mp3 o “audiófilos” en busca del sonido perfecto luego de años de downloads piratas de bajísima calidad.
Lo cierto es que la propuesta, si al sonido nos referimos, parece más acertada en el caso de las bandas que grabaron su material originalmente en ese formato que las actuales producciones realizadas 100% con procedimientos digitales y ecualizaciones igualmente saturadas.
Así, desde los “proto orígenes” con Steppenwolf cantando “heavy metal thunder” pasando por los próceres de Black Sabbath de los 70, no pareciera ser lo mismo para escuchar los distintos matices de su música y la amplitud del rango dinámico entre los sonidos más bajos y los altos, en los ultra comprimidos formatos digitales que en los grandes discos negros fabricados en su época.
Más cerca en el tiempo, retomaron esta bandera distintas formaciones de stoner y doom, quienes además de editar en este formato, comenzaron a grabar con recursos analógicos para recuperar aquella vieja calidad.
Si queres escuchar algunas de estas bandas en el viejo formato de vinilo, dale play a la más reciente emisión de Killing Week que esta vez repasa para El Cuartel del Metal las bandas que más nos gustan con aquel viejo método.






Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.