De tal palo tal astilla, esa es la frase que resume la jornada del 27 de julio en Estados Unidos, donde la banda Stone Sour se encontraba en medio de la gira promocional de su último trabajo "Hydrograd".

La sorpresa llegó cuando el frontman de la agrupación decidió invitar al escenario a su hijo Griffin Taylor para cantar la canción "Song #3", uno de los singles de Stone Sour en este nuevo trabajo.

Una grandísima ejecución por parte de Griffin y Corey Taylor, dando un momento cargado de Rock, energía y sobretodo de orgullo para el padre e hijo que sorprendieron en el escenario a todos.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.