La fecha ya pintaba para histórica. Airbourne, banda australiana que ha recorrido el mundo con éxito donde aterricen, por fin anunciaba su estreno en Chile, luego de un intento fallido hace unos años. El lugar, la Discoteque Blondie, caluroso (pero cómodo, al menos por este día) recinto para albergar a los casi 500 fans que se dieron cita en el debut del grupo en tierras nacionales.

Con cerca de un centenar de asistentes que llegaron temprano a la Blondie, la banda chilena Priapo abrió los fuegos, con unos detalles en  sonido , sobretodo en la guitarra del “Chino” y en la batería, debido a lo difícil de regular en dicho lugar. Pese a los problemas, el conjunto prendió de gran manera al público con su rock ‘n’ roll a la vena desde un principio con ‘La Ley del Diablo’ e, incluso, ’reviviendo’ a Lemmy Kilmister con una marioneta, para la canción ‘El Aparecido’. Mención aparte para la gran performance de Rodrigo Basualto en la Armónica para ‘Mujer de Fuego’. La agrupación durante su presentación agradeció a la gente que llegó temprano, puesto que gracias a ellos es que la escena nacional sigue siendo invitada a shows internacionales.

A las 9 pm fue el turno del trío Catoni. El conjunto salió a escena con un sonido envidiable, con unos músicos inspiradísimos. Con temas como ‘Lejos’, ‘No Eres Real’ y ‘Todo Tiene Solución’, entregaron un poco más de 30 minutos de presentación llenos de hard rock directo sin censura y bastante entretenido a decir verdad. Este conjunto se encuentra de lleno haciendo promoción de su último disco, “Cómo hacer Rock ‘n’ Roll y No Morir en El Intento”, por el cuál Carlos Catoni, guitarrista y líder de la banda, agradeció a los presentes porque fue un trabajo hecho gracias a los fans en un ‘crowdfunding’. Notable presentación del power trío nacional.
 
Hay pocos shows en los que este quien les escribe  ha quedado perplejo frente a tal demostración de rock. Y Airbourne es uno de ellos definitivamente. Desde que subieron al escenario con un volumen ensordecedor pero muy nítido, la banda australiana se vio feliz de poder hacer su estreno en tierras chilenas con el primer disparo: ‘Ready to Rock’, donde el micrófono de Joel O’Keeffe no funcionó en un principio, pero fue cambiado inmediatamente para escuchar su voz. La siguiente en sonar fue ‘Too Much, Too Young Too Fast’, en un concierto lleno de cervezas volando, con Harri Harrison, el miembro más reciente de la banda era el acompañamiento perfecto para los solos desenfrenados de Joel. El carismático líder de la banda saludó a los fanáticos, recordando que este era su debut en Chile, además de decir que le encantó este país. El show sigue a cargo de ‘Down on You’ y la más lenta ‘Rivalry’, cosa que no impidió que la gente siguiera vuelta loca en la pista del recinto santiaguino.

Sin duda alguna, el clímax de la jornada entre público y banda se dio para ‘Breakin’ Outta Hell’, tema título de su aclamado último trabajo discográfico, en la cuál todos se volvieron locos mientras Justin Street y Harri Harrison daban vueltas por el stage. Por su parte, Ryan O’Keefe, baterista del grupo, no falló ningún golpe durante la jornada, con una consistencia magistral en lo quizás simple pero efectiva de su ejecución. El encore tuvo como protagonistas a los cortes ‘Live It Up’ y el clásico de este siglo ‘Runnin’ Wild’ , en la cuál hubo incluso un guiño a AC/DC  con un extracto de ‘Dirty Deeds Done Dirt Cheap’, la cuál fue aplaudida por todo el público presente. 90 minutos casi exactos que terminan con una lluvia de uñetas y una banda entregada hacia el público que fue escaso pero con un entusiasmo digno de los festivales más grandes del mundo.

En resumidas cuentas, Airbourne fue una masacre. Una presentación espectacular para unos pocos privilegiados que le dieron la oportunidad a esta banda que va derecho a formar parte importante del Hard Rock en la historia de la música. Seguramente, varios no alcanzaron a pasar agosto después de que el infierno se abriera en la Blondie.

Crónica por Samuel Víctor Acevedo
Fotografía por Felipe Pino Guerrero

Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.