PH: Martin Darksoul
Hacía rato que no sabíamos nada de los liderados por Glen Benton y, sin embargo, el pasado martes 15 de agosto fue la fecha elegida para que Deicide vuelva a tocar en Argentina, más precisamente en el mítico Uniclub de la Ciudad de Buenos Aires. En el marco de la gira “In The Minds Of Evil”, la cual tenía por propósito presentar el disco que lleva el mismo nombre y si bien el álbum fue lanzado en 2013, eligieron este año para presentarlo acá y les digo, la espera valió totalmente la pena.

Al llegar, estaban en escena los chicos de INVOCATION, terminando un set bastante pulido y muy bien ejecutado. Luego llegó el turno de la gente de DISLEPSIA, quienes largaron con todo y se manejaron muy bien en el tiempo que estuvieron arriba del escenario. Antes del plato fuerte de la noche, fue el turno de los muchachos de ATROS quienes, a pesar de los problemas eléctricos que pasaron, levantaron la situación y demostraron humildad y sencillez a la hora hablar con un público que los llenó de aplausos.

Ahora sí, el telón se abre por última vez y con el lugar totalmente lleno, sale DEICIDE a romper todo. Arrancando con “Scars Of The Crucifix”, lograron comprarse al público argentino ya de entrada. No hubo dudas de que esta banda no se andaba con vueltas, fueron directo a lo que importaba y, con un sonido realmente impecable durante toda la noche, este cuarteto demoníaco hizo lo suyo. La velada siguió con “When Satan Rules This World” y con “In The Minds Of Evil”, canción que le da nombre a la última placa. Todo esto sin olvidarse de los clásicos basados, casi en su totalidad, en los primeros 4 álbumes de la banda, como en el caso de “Oblivious of Evil”, “Trifixion”, “Mephistopheles”, “Serpents Of Light”, “Death But Dreaming”, “Once upon the cross” y “Kill the christian”. Glen Benton demostró que su rango vocal sigue intacto después de mucho. El resto de los integrantes, llevan bien a cuestas el legado de DEICIDE (recordemos que Jack Owen dejó la banda en 2016 y que su lugar fue tomado por Mark English dejando solamente a Steve Asheim y al propio Glen como miembros antiguos). Con un público que no podía pedir más, la noche siguió avanzando y, a pesar de que la banda no fue muy comunicativa con los presentes, éstos hacían de las suyas abajo del escenario. Para terminar, se entonaron las estrofas de “Homage For Satan” más un clásico infaltable, “Death by Dawn”, dando por terminado de este modo un show que, a mi criterio, fue de los mejores que pude ver por contenido musical y sonido. Extraordinario de principio a fin.

Con un saludo frío e indiferente, la banda se retiró. El telón se cerró, indicando que la fiesta blasfema de la noche había acabado. Amigos, DEICIDE volvió a pisar suelo argentino después de mucho dejando claro que siguen vigentes y están a la altura de dar un gran show. Sólo queda esperar que, dentro de poco, satán se vuelva a hacer presente nuevamente y nos enseñe una vez más lo que es la buena música.

Crónica: Fernando Gonzalez
Fotografía: Martin Darksoul

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.