¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Rammstein "Feuer Frei" - PH: Pablo Gándara
Un nuevo día daba comienzo con un tiempo más fresco que en jornadas anteriores. La duda estaba en saber si llovería durante el esperadísimo show de Rammstein y que miles de seguidores estaban esperando impacientes.

De camino hacia el Main Stage se veía mucha gente esperando en las primeras filas. Para mí resultaba ser una agradable noticia que los Killus pudieran hacer su concierto con mucho público, algo poco habitual en el grupo que abre cada día ese escenario. Sin embargo, al ir acercándonos quedó claro por las camisetas que allí se veían que ya estaban esperando la actuación del cabeza de cartel. Si ya es bastante difícil abrir el Main Stage, se sumaba la dificultad de que los fans de Killus no íbamos a poder acercarnos más allá de una cuarta o quinta fila. Comenzó el concierto con la energía y buen rollo que los caracteriza. Recorrían el escenario de un lado para otro y en ningún momento se les quedó grande. Los “ultrazombies” estaban en su elemento y vaya si lo demostraban con su Metal Industrial! Poco a poco, a base de empujones, conseguimos llegar adelante y los seguidores de Rammstein fueron cediendo su sitio ante los desatados fans que realmente estábamos viviendo el pedazo concierto que se estaban marcando. Premutoxx tan loco siempre, Supersixx cantando al mismo tiempo que iba de un lado para otro sin perder la voz ni una sola vez, Ruk y Kun haciendo de las suyas con las guitarras y Nano tras la batería consiguieron que todo sonara a la perfección. Entre otras canciones sonaron “White Lines”, “Satanachia”, “Motherfuckingstein”, “Feel the Monster” y como no, la esperada “Ultrazombies”. La segunda vez que los veía sobre un escenario del Resurrection Fest y no dejan nunca de sorprenderme, no sólo por la enorme calidad que demuestran sobre el escenario sino por esa sonrisa siempre en la cara a la hora de pararse a hablar con sus seguidores. Un concierto en el que no faltó nada, sólo más tiempo sobre el escenario. Concierto de 10.

Tras un ratito de descanso para beber algo y saludar a los Killus comenzaba el Metalcore de los australianos Northlane. Comenzaron con “Paragon” y “Colourwave” y los temas se iban sucediendo entre pogos y circle pits. Mientras se preparaba un wall of death apareció uno de esos personajes tan curiosos que no pueden faltar cada año. En esta ocasión se trataba de Jesucristo que acabó siendo elevado y haciendo un crowd-surfing improvisado hacia el escenario. Con el temazo “Obelisk” cerraron su actuación.

Hora de cambiar de escenario para ver a los españoles Legacy of Brutality. Ya en el Chaos Stage esperábamos impacientes la descarga de Death Metal Melódico. Una brutal actuación en la línea de lo que ya nos tienen acostumbrados. Con el apretado día que teníamos por delante tuve tiempo de escuchar “Under the Hammer of Doom” con sus melódicos solos de guitarra y uno de los temas nuevos de la banda, la impresionante “Behind the Black Mirror”, todavía desconocido para muchos de los presentes.

Desde Canadá y liderados por el gran Jeff Waters, llegaba una de las leyendas del Trash Metal, Annihilator. Mucha gente se fue aproximando a lo largo del conciertos mientras iban sonando “No Way Out”, “King of the Kill”, “W.T.Y.D.”,”Second To None” y “Phantasmagoria” bajo una fina lluvia, pero ni la lluvia, ni las indisposiciones de algunos de ellos, ni la pérdida de sus guitarras por parte de una aerolínea deslució su actuación. Afortunadamente en el autobús Gibson pudieron prestarles el material extraviado y los Annihilator hicieron enloquecer a los allí congregados, muchos de ellos ya a la espera de Rammstein. 


Los más que conocidos para el público del festival, Vita Imana, llegaron una vez más a un escenario del Resurrection Fest con una apuesta segura sabiendo que el público iba a responder. La fina lluvia seguía cayendo pero afortunadamente no resultaba demasiado molesta y se podían ver los conciertos sin muchos impedimentos. Abrieron con “Génesis”, “Gondwana” y “Seis Almas” y mientras Javier Cardoso cantaba esta última pudimos ver su crowd-surfing entre el público. Un sonido potente que no deja al público indiferente y que los hace ganar adeptos allá por donde pasan. “Mi camino”, “Un Nuevo Sol”, “El M4l”, “Paranoia”,... Con “Mentes” ponían el punto final a su actuación con visita de los Resukids incluída.

Con la puntualidad que caracteriza a este festival daba comienzo la actuación de Architects, lo que nos hacía correr de un escenario a otro. En esta ocasión no sería posible ver la actuación completa de los ingleses que coincidía con el concierto de Terror. Habría que destacar el impresionante wall of death que se formó durante su actuación y lo increíblemente bien que sonaron sus temas.

En el Ritual Stage el hardcore continuaba al ritmo del día anterior. Terror habían empezado su actuación hacía casi media hora, pero aun tuvimos tiempo para ver de lo que son capaces. La fiesta ya estaba completamente desatada y no es de extrañar ya que nos encontramos un Scott Vogel que no paró ni un solo instante de animar al público. Tuvimos la suerte de poder escuchar “Keepers of the Faith”, canción con la que finalizaron su tremendo show. Hardcore del bueno, como la gran mayoría de grupos que pisan el Ritual.

Era ya imprescindible una primera visita al Desert Stage para ver a Alcest. No es un estilo de música que me atraiga, pero como hay que aprovechar este festival para descubrir grupos y estilos nuevos, pues tocaba pasarse por allí a ver algo de los parisinos. La verdad es que después de la caña de los Terror cualquier grupo parecía demasiado tranquilo, así que tocó atravesar de nuevo todo el recinto para ver otras propuestas ya que todavía quedaba mucha noche por delante y todavía no era hora de relajarse.

La propuesta de Enter Shikari resultaba mucho más tentadora. La banda de Post-hardcore electrónico había concentrado allí una multitud que se confundía con los seguidores de Rammstein que ya llevaban horas allí de pie. En esta nueva visita a Viveiro pudimos escuchar entre otras “Destabilise”, “Torn Apart”, “Mothership” y ya para cerrar, la enorme “The Appeal & the Mindsweep Part II”. Una gran actuación que iba a dejar a todos con ganas de más.

Tocaba pasar a ver a Lost Society y ver qué era eso de Braindead Metal, tal y como se clasifican a sí mismos… que resultó ser Thrash Metal del bueno y uno de los descubrimientos del día. Consiguieron sonar bien en el Chaos Stage y eso ya es un gran mérito para la banda y para el equipo que los acompaña. A estos jóvenes finlandeses ya se les nota con mucha experiencia sobre el escenario y su calidad los seguirá haciendo subir hasta lo más alto y por méritos propios. “Braindead”, “KILL (Those Who Oppose Me)”, “Hollow Eyes”, “Terror Hungry”, “Rage Me Up”, “I Am the Antidote”, “N.W.L.” y “Riot” fueron su setlist completo. Una de esas bandas imprescindibles para ver en directo.

Era la hora! Rammstein estaban a punto de salir al escenario y comenzó la cuenta atrás en las pantallas. El espectáculo de luces y sonido empezaba provocando la locura de las miles de personas allí reunidas. El campo desierto hacía unas horas ahora se encontraba cubierto de cabezas y sin posibilidad de encontrar un hueco.
Desde dos plataformas bajaban hasta el escenario Richard Z. Kruspe y Paul Landers al ritmo de “Ramm4”. El público parecía que de repente había aprendido un nuevo idioma porque todos gritaban los estribillos de las canciones en alemán, resultó bastante curioso…
“Raise, Raise” y “Hallelujah” fueron las siguientes en sonar con Flake Lorenz caminando en su cinta vestido con un mono naranja. Los efectos se sucedían en cada canción al ritmo de la música: al final de “Zerstören” Till Lindemann deja ver el chaleco que lleva atado en el momento en el que empieza a explotar, en “Keine Lust” enormes cañones llenan todo de humo, durante “Feuer Frei!” las dos guitarras y Till aparecen lanzando llamaradas, con “Ich Tu Dir Weh” Till introduce a Flake dentro de una bañera para lanzarle a continuación desde lo alto un cubo lleno de chispas,...
Durante “Du Hast” pudimos ver el lanzamiento de bengalas desde el escenario hasta la torre de sonido y desde allí de vuelta para el escenario mientras cañones lanzaban fuego desde arriba y desde el suelo del escenario. ESPECTACULAR!
Terminaron su primer set con “Stripped”, dejando para el primer bis “Sonne”, “Amerika” (con lluvia de confeti y grito de Viva España  incluído) y ”Engel”.
Un llamativo show que en muchas ocasiones me hizo no prestar atención a la música que estaba sonando.
Tenía la esperanza de que la canción “Te quiero puta” no sonara por primera vez en España, pero cuando parecía que el concierto había terminado, decidieron hacer un segundo bis con ella y que no aparecía en el setlist anunciado. No me parece una acertada decisión, como tampoco me parece lógico que la mayoría de las chicas saltaran enloquecidas. Eso fue Rammstein, un conciertazo para sus fans y a nivel musical, pero que puede dejar indiferente musicalmente a mucha gente a pesar del show que organizan.

Allí estaban Napalm Death dispuestos a dar caña a los que todavía queríamos más. Con un grindcore que sonaba francamente bien en el Chaos Stage fueron intercalando temas más clásicos junto con los de su último álbum. Barney se atrevió con algunas palabras en español para introducir las canciones, todo un detalle. Sin duda fue un gran cierre para el segundo día de festival.


Para los que todavía no se querían marchar a dormir les quedaba la actuación de la banda tributo a Pantera, Display of Power. Para nosotros era hora de marchar ya que nos esperaba nuevamente un largo día.




Crónica: Noelia Alvariño
Fotografías: Pablo Gándara



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.