¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Foto: difusión

Estaba en búsqueda de un vocalista, pero terminó tocando sin uno por aferrarse a la consigna que “un mal vocalista convierte una buena banda a una terrible”.


Así siguió una temporada, cuando de pronto, Matt Smith lo llama para una audición en Poison y aunque la banda no era de su agrado lo hizo pensar.

Finalmente, dejando su orgullo decidió ir porque era una de las bandas más grandes del Sunset Strip en ese tiempo. Además, quería “más minutos en la cancha”, poder tocar en vivo con una banda y así adquirir mayor experiencia.

Así que simplemente se aprendió unas cuantas canciones y decidió que solo iba a patear traseros. Finalmente lo hizo, pero sabía de sus diferencias con Poison, puede que tengan ideales diferentes, pero se aventuró.

La diferencia estaba en su contrincante número 1, C.C. DeVille. Venía vestido elegante, cabello producido. Slash sabía que era el guitarrista predilecto que encaja en el cuarteto.

Naturalmente, eligieron a DeVille, quien no se había aprendido ni una canción de Poison, pero habían visto en su estilo tanto de vestir o de tocar la viola la pieza que faltaba.

Por su parte, Slash no se sorprendió cuando Bobby Dall lo llamó para decirle que habían optado por el otro guitarrista. “Si me hubiesen elegido, no hubiera durado mucho en la banda. No era el indicado”, aceptando la situación.

Slash estaba realmente enojado, porque no lo habían elegido, en realidad no le gustaba la banda pero solo quería tocar en una banda emergente que crecía a pasos agigantados.   

“Aunque a todos nos gustó su audición, escogimos a C.C. porque era lo que buscábamos. Fue una decisión difícil”, declaró Bret Michaels.


A raíz de esto creció una competencia sutil entre Guns N' Roses y Poison, que duraría buena época de los 90s. 


Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.