¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Foto: difusión

Principalmente las marcas de cervezas, bebidas energizantes y ropa especializada son las empresas predilectas y prestas para ser auspiciadores en un concierto de rock y metal.
Algunas de ellas son Quilmes, Pilsen, Monster, Vans, entre otras.

Pero, para Alfonso Pinzón uno de los fundadores del Festival del Diablo la situación es otra según lo conversado con la revista Arcadia.

“El mayor desafío para hacer un festival en Colombia es el poco apoyo de la empresa privada. Hay miedo de asociar una marca con un evento de rock”.

Calificó de “reto financiero gigantesco” que un festival sea rentable solo con el ingreso de boletas y sin tener alguna empresa como soporte.


Como otra dificultad, señaló:

“Una cosa es agarrar a bandas que están de gira por la región. Cuando se compran así, son relativamente baratas. Pero, decirle a un artista de Suecia que venga hasta el otro lado del mundo, exclusivamente al festival, es muy jodido.”

“Por eso es costoso, y si no hay apoyo de la industria privada, nos toca hacer un esfuerzo tremendo para vender boletas y que sea viable”.

Por otro lado, le preguntaron: ¿es mejor apostarle a los festivales o a los conciertos individuales?

“Yo creo que ahora mismo, como Colombia ha estado tan saturada de conciertos, no hay mercado para todos los conciertos, porque el bolsillo no da para cada evento”.

“Va ha haber muchos organizadores que van a perder. Si tú concentras varios artistas en un solo evento, le estás dando más valor a la gente por su dinero y una experiencia mucho más completa. Creo que ambos tienen su espacio, pero el festival es una experiencia inolvidable”.

Para mayor información del Festival del Diablo hacer clic aquí.


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.