¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

 Foto: difusión

Jason Newsted conversó con el portal Loudwire y reveló sus primeros días con Metallica y cómo fue su ritual de iniciación.

Corría el año 1986, fue una mala época ya que había fallecido Cliff Burton, pero la vida seguía y tenían que encontrar a alguien en su lugar para seguir.

Así que es muchacho estaba en camino, llevó la música de Flotsam and Jetsam, escritos uno a uno como se dio el último show. Ni bien llegó se lo entregó a Lars.

Unos segundos después, lo estaban interpretando: “me sé las canciones, a la m*erda esto es genial”, dijo el baterista.

Se pasaron unas horas tocando y en 2 días lo llamaron para que Jason Newsted sería el nuevo bajista de Metallica.



Luego, contó sobre su primer concierto. Estaban ahí los Burtons y los Ulrich. Lo tratron bien por suerte al joven Newsted y la madre de Cliff lo abrazó y le dijo algo que le quedaría de por vida: ”cuando los chicos me dijeron que tú eras el reemplazo, les dije que estaba de acuerdo, por favor, cuídate”.

“Eso fue fuerte, me están pasando la posta del legado de Cliff”, se dijo.


Después, estaría en Japón por 11 días en la primera gira en el país asiático. Todo fue fiestas, tragos y Kirk estaba encantado por el helado de menta (probablemente haya sido por el de té verde).

Pero, viendo bien, no parecía helado porque no se derretía. Algo andaba mal, pero nada importaba, le hicieron comer ese pedazo de “dulce”.

“¡P*ta madre!”, gritó,pero al recuperarse no vio a nadie en la mesa, salvo al mesero que tenía la cuenta y todos los japoneses viendo la situación.

Vio la cuenta y no podía pagarla porque solo ganaba $ 500 la semana. Parece poco, pero él era feliz porque como bajista ganaba mucho más que otros.

Por suerte llegó Bobby, el mánager del tour y se encargó de todo. Además, le recordó que eso no era helado, era una planta llamada wasabi…


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.