Foto: difusión


Entrevistado por Loudwire, el frontman de Lamb of God, contó sus días oscuros en donde el alcohol tenía el control de su vida.


“Soy afortunado de haber dejado de beber. Suelo hablar de alcohol cuando hablo de mi vida porque fue una importante y gran parte”.

“Cuando dejé de beber hace 7 años, fui creativo como siempre pero había como un filtro. Sobrio, había desaparecido”.


“Ahora tengo bastantes cosas en la cabeza, estoy escribiendo, tomando fotos, haciendo música, haciendo de todo. Estar realmente conectado con la vida y también el surf hacen un equilibrio perfecto”.


“Estoy caminando hacia el frente creando arte que en realidad vale la pena. Además, soy generalmente feliz, no todos los días son soleados y flatulencia de unicornios”.





Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.