Foto: difusión

Con más de 25 años junto a Lemmy y Phil en Motörhead, el baterista Mikkey Dee fue reclutado por la legendaria banda Scorpions y contó a Talking Metal podcast todos los detalles de su adaptación.

“Congeniamos rápidamente y sonó muy bien. Entré por James porque no se sentía bien y necesitaba un tiempo fuera”.

Cabe resaltar que James Kottak renunció a Scorpions luego de 20 años por su estado de salud y adicción a beber.

“Tienen sus rutinas, así como su manera de trabajar. No solo importa si hay química en lo personal o en lo musical, pero a ellos les gustó cómo tocaba”.

Sobre los nuevos retos que se enfrentó al entrar a Scorpions.


“25 años estuve con Motörhead, tocando la misma música. Mi manera de pensar como baterista es difícil de cambiar y hasta ahora sigue poniéndome prueba, no es fácil”.
   
Mikkey ha estado en la banda alemana desde septiembre del año pasado y su estancia fue positiva.


“Creo que hemos hecho un gran trabajo en los conciertos. Es muy demandante y pesado. Estoy dándolo todo, eso es bueno”.


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.