Foto: difusión

Esto es lo que pasa cuando juntas al rey de la batería thrash Dave Lombardo, el capo en la música experimental, Mike Patton y dos experimentados en el hardcore punk Justin Pearson y Michael Crain.

Definitivamente, lo que impresiona de esta producción es el trabajo vocal de Patton. Según Dave Lombardo, el miembro de Faith no More lo grabó solo, en su totalidad y en la privacidad de su casa. No hubo músicos y ni si quiera productores molestosos.

Es así como salió un vocal fuera de cuadro y totalmente fuera de imaginación. Pega unos guturales y unos agudos incontrolables, cerca de perder la cordura.

Recomendamos escuchar Grave Slave en donde se evidencia toda la versatilidad y la demencia que sufren los vocales de Patton.

El baterista afirma que la melodía es clave porque la guía, engancha y se vuelve divertida.
Toda la música fue creada por el resto y está bastante triada, totalmente tenemos a un Lombardo que a pesar que mantenga el ritmo, no logra contener toda esa ira. Por otro lado Pearson y Crain son dos personajes capaces no solo de seguirle el ritmo sino que añaden más locura a este humilde material.


Obedience School es altamente adictivo por los riffs que se manejan en el tema, colinda con el thrash, algo parecido con Slayer.

También, resalta Seizure and Desist tema que abre el álbum en donde nos sorprenderán con todo el ruido y la bulla que se canaliza en energía pura.


Dead Cross es un álbum en la que solo se puede disfrutar, es una de esos momentos que al escucharlo las venas se llenan de sangre, el cuerpo se mueve solo e inmediatamente uno desea estar en el moshpit. Pero, advertidos están con las convulsiones.




Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.