Señoras y señores, afírmense los cachetes, porque vamos a zambullirnos en una piscina de heces y putrefacción importada directamente de las tierras de la marihuana legal los molinos, una obra tan rancia y hedionda que sólo los más avezados podrían llegar a disfrutar como se debe, ¿por qué esta descripción tan “colorida”? pues porque estoy hablando de los titanes del goregrind, Rectal Smegma, más específicamente, de su trabajo de larga duración defecado el 2016, “Gnork”.

El desmadre comienza con “Flash Pass To The Death”, un track aplastante que nos deja claro desde el primer momento la clase de cochinada que caerá sobre tus pobres oídos, que al terminar te recibirá con “Gnork”, que al grito de “IT’S ALIVE, IT’S ALIVE” desencadena una avalancha de fecha que no podrá dejar a ningún fan del buen (y característico) grindcore europeo indiferente.

Zombie Zuigtocht (Je Probeert Wat)es el siguiente plato de este purulento menú, que a pesar de ser un tanto corto, es la entrada perfecta para “Shit Squirting Sandy” (¡empezamos con el pornogore, señores!), con una destructiva batería y un pegajoso riff que da ganas de bailar como cerdo revolcándose en el barro para lelvarnos a algo un poco más lento, “Sacred Semen Altar”, uno de mis temas favoritos de este álbum, aunque, como muchos temas de grindcore, demasiado corto como para disfrutarlo escuchando el álbum. En vivo debe ser una experiencia muy distinta, en las tocatas grind se pasa tan bien con todo el mundo que no te das ni cuenta que la canción duraba 30 segundos.

Pero esto es sólo la antesala de “Goregrind Graveyard”, un track bastante más rápido, que saca a relucir la parte más bailable de esta banda, todo esto acompañado de unas voces distorsionadas por un imponente pitch shift.
“I like you, you have balls. I like balls” es el pequeño mensaje que invoca a “Ballad Of Balls”, una orgía de blast beats que te va a reventar los testículos como si te los estuvieran machacando con un martillo eléctrico. Una delicadeza que sólo bandas como Rectal Smegma podrían brindarte.

Y para los amantes de las señoras mayores, llega un track llamado “Chocolate Milfshake”, un verdadero lujo del grind (que a decir verdad me deja un ligero saborcillo a Rompeprop a ratos), hasta que comienzan a sonar los cerdos de “Slime Swine Swing”, canción ligeramente más lenta que el resto del trabajo, no deja la brutalidad de lado, pero es un tanto más “meh” que las anteriores, sólo para volver al bailongo con “As I Lay With My Dying Fetus Bride”, título que me recuerda el por qué amo tanto este género musical, no se guardan nada, el humor negro brota por todas partes y nada está prohibido. Es ese amor a lo políticamente incorrecto, lo sucio y lo degenerado lo que hace de este y otros discos similares algo realmente delicioso no sólo de escuchar.

Hablando de políticamente incorrecto, seguimos con “Retardo Ricardo”, track un tanto lento al principio, pero que de repente explota en heces y putrefacción clásica del gore del viejo continente, al igual que el corte que le sigue, “Quality Is Our Mission”, que le hace honor a su nombre desenvolviendo un montón de blast beats y riffs que te derretirán la cara de principio a fin.

“Poop Chute Meets Morning Wood”, ¿qué esperan de una canción con este título? Algo relajado? Pues no, goregrind de primera, con el sello de calidad de Rectal Smegma, misma descripción que se podría decir de “Ass Crack Carnaval” (esta última con el clásico tupa tupa  que los grinders amamos tanto).

“Foreskin Mask” es uno de esos temas que hacen que te den ganas de ponerte a lanzar heces a las paredes y obligar a tu vieja a lamerlas, una verdadera demolición putrefacta que juguetea muchísimo más con el brutal death metal, sin dejar la esencia de la banda, pero definitivamente tomando influencias que no están presentes en el resto del álbum.

Ya estamos casi terminando con esto, pero aún nos quedan dos tracks por revisar, “Animal Panic Porn Planet” y “Beer And Benefits”, este último resultando ser el cierre perfecto para estos 31 minutos de desmadre, putrefacción y pornografía, al ser una suerte de “canción de fiesta”, nada que decir, el final adecuado para esta grandiosa obra de los titanes de Rectal Smegma.



“Gnork” es un trabajo de grind de esos que dan gusto, sucio, buen sonido, voces con distorsión, blast beats, porno y cerveza, este disco lo tiene todo y un poco más, definitivamente es un álbum que da gusto escuchar, un verdadero lujo para aquellos que amamos los tarros pútridos, pero, como he mencionado a lo largo de esta humilde reseña, al igual que todo el trabajo discográfico de Rectal Smegma, es sólo para entendidos en el asunto, fans de Rompeprop, GUT, y Carnal Diafragma atentos con esto, si no lo han escuchado aún, háganlo. Ahora. Corran.

Show junto a Ratos de Porao
La reunión se realizará este sábado 2 de septiembre en el Arena Recoleta desde las 17:00 hrs. Las entradas ya están a la venta a través del sistema Ticketek y sin recargo en tiendas The Knife, Rockmusic y Sick Bangers.

Precios:
$13.000 las primeras 300 entradas
$15.000 preventa
$18.000 Mismo día






Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.