El Cuartel del Metal no comparte necesariamente las ideas expuestas por nuestros columnistas. 


Foto: Difusión
Un pobre infeliz
Por Jonatan Dalinger
Padre. Viudo. Cristiano pero no católico. Reencarnacionista. Nacionalista. Polémico. Poeta. Músico. Autor. Fundador del metal pesado argentino. "La gente no sabe lo bravo que soy; soy realmente un demonio, soy un espíritu maligno, soy una desgracia. Soy tan bravo que a veces pienso que me tendrían que meter preso". Así se define Ricardo Iorio en el prólogo de su biografía Iorio: El Perro Cristiano, por Ariel Torres (2004). Según él: "Un pobre infeliz".
Iorio nació el 25 de junio de 1962 en Caseros zona oeste del Gran Buenos Aires. Dejó los estudios para trabajar con su padre, aunque llegado el momento los retomó y terminó. A los ensayos de V8, su primera banda y aquella que instaló el heavy metal en Argentina, llegaba recitando poesías de Adolf Hitler. Aun así, nunca se manifestó como fascista. De carácter rudo, violento y contestatario, las veces que se le atribuyó tal distinción ideológica esquivó respuesta o mandó al entrevistador al mismo lugar de donde nació. "Me jode que se diga que soy fascista, no tengo otra arma que un instrumento y una lapicera para escribir", se justificó más de una vez. En su defensa, considera que ser nacionalista es conocer su país, sentirse orgulloso del lugar donde uno encarnó y darse cuenta que el objetivo de haber nacido ahí es conocer, querer, difundir y proteger ese lugar.
En sus letras habla de patriotismo, de amistad, del campo, de Juan Domingo Perón, del metal pesado, de los escluidos del sistema y de la clase trabajadora. Brindó apoyo a las Madres de Plaza de Mayo, reivindicó a los pueblos originarios, proclamó que es del amor fraternal socialmente extendido con la identidad nacional, que si no hay amor, mejor bajarse. Escribió canciones como Del Colimba, donde rechaza el servicio militar obligatorio, Victimas del Vaciamiento, en protesta ante el neoliberalismo de la década del noventa, Los Delirios del Defacto, en repudió a la última dictadura cívico clerical militar.  Interpreto la canción de Jose Larralde De Los Pagos del Tiempo tanto con Hermética como con Almafuerte. En Cumpliendo mi destino reivindica al carapintada Mohamed Alí Seineldin - que a su vez le regalo un libro con dedicatoria incluida - en la segunda estrofa al recitar: "Guardo de un hombre grande, guerrero nacional que hoy tienen preso. Puede haber caballo verde más no uno de ellos honesto."



El perro cristiano, como se describe en Con Rumbo Al Abra, fue citado por el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) en marzo de 2000, a partir de unas declaraciones dichas en una entrevista de la revista Rolling Stone: "Si vos no sos judío no me vengas a cantar el 'Hava Nagila' en la fiesta judía. Y si vos sos judío, no me vengas a cantar el Himno". El fallo, un año después, le dictaminó la inocencia.  Iorio se volvió a referir al judaísmo este año: "El judaísmo es solo una religión. El sionismo, un partido político." Iorio cree que los enemigos de la Nación están adentro. No cree en un mundo sin fronteras. "Si a la guerra, si a no pedirle piedad a un gorrita cumbia villera que viene a manosearse a tu familia. Morirán inocentes también. Paredón y después se llama esto."
Ricardo Iorio en declaración en Rock & Pop en el programa de César Fuentes Rodríguez, Tiempos Violentos, en julio de este año dijo que está del lado de escritores como Agustín Laje y Nicolás Márquez, autores de El libro negro de la nueva izquierda : Ideología de género y subversión cultural . También se siente cercano a Victoria Villaruel, presidente del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas. Villaruel lleva por más de treinta años una lucha para que "los terroristas montoneros vayan presos, respondan por sus crímenes y dejen de envenenar la vida de nuestra Argentina". Iorio piensa que "eso de que este puñado de  indemnizado por desaparecidos, por destruir nuestra Nación son superiores...Están errados. Por eso mi look es botonaso" y agrega: "Prefiero a Aldo Rico que a Victoria Donda"
Iorio en un momento se acerco al partido Proyecto Segunda República, asociación liderada por Adrían Salbuchi y con tinte fascista. Iorio invitó Alejandro Biondini, lider del partido político Bandera Vecinal, el jueves 17 de agosto del corriente a un almuerzo. Allí intercambiaron y coincidieron en apreciaciones sobre la actualidad política, social y cultural, así como respecto de las perspectivas y desafíos que deberá afrontar argentina. Biondini militó en el Partido Justicialista en 1990, luego fundó el Partido Nacionalista de los Trabajadores (PNT) - luego Partido Nuevo Triunfo- que fue prohibido por la justicia por considerarlo nazi.




Los cambios del ex líder de Hermética fueron drásticos. Del prototipo punk anti sistema al heavy metal de la clase trabajadora. Del movimiento pesado estrictamente anti militar y apoyar a las Madres de Plaza de Mayo a reivindicar a un carapintada. De cantarle a Perón cómo símbolo de la Nación a retratar el paisaje campestre. De denunciar la represión militar y el abuso de la autoridad de la policía a considerarse anti progresista, anti neo marxista y estrecharle la mano al  representante de un partido neo nazi. 



¿Quieres publicar tus columnas de opinión? Envíala en formato word a contacto@elcuarteldelmetal.net

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.