Foto: Edgard Lescano
Noche para el recuerdo. Perú no suele ser una plaza fija para bandas de un calibre grande: sin embargo, me he dado cuenta que en los últimos shows la audiencia ha aumentado considerablemente y esta vez se repitió el plato.



Ratos De Porao
, banda con un paso fuerte por aquí, arrancó la noche siendo breves, duros y concisos. Joao, Jao, Boka y Juninho fueron claros, quería lo máximo de nosotros, y lo consiguieron. Un público obediente fue la gran respuesta que se observo. Grandes temas como “Beber Até Morrer” o “Crucificados pelo sistema” tumbaron a muchos fanáticos que no podían más con sus cuerpos y sobre todo con el piso mojado del local. Con una gran animación por parte de su frontman, el grupo brasilero nos puso en alto la experiencia y puesto ganado que tienen hasta la fecha.

Ready To Rock
Siendo 10 y 30 de la noche se apagan las luces; suena el intro del grupo australiano. Los cientos de fanáticos presentes ya sentían la piel de gallina. El tremendo telón que mantiene la banda durante esta gira no lograba tapar todos los espacios del pasadizo por donde iba a entrando el grupo y es por eso que ni bien se vio a los miembros de Airbourne pasar del backsage al escenario, la multitud explotó.

Asi es, “Ready To Rock”, tema que dio inicio al show. Airbourne salió con el pie en alto y recibió lo mismo. Explosión de emociones al saber que los hermanos O'Keeffe y compañía estaban frente a nosotros, algo que años atrás era casi imposible de pensar.

Debo considerar que la banda desde un comienzo expulsa toda su energía, literalmente no se guardan nada. Es como una tira de explosivos que ni bien revienta uno el resto sigue la corriente. Simplemente impresionante.

“Too Much, Too Young, Too Fast”, himno de los compatriotas de AC/DC. De esquina a esquina se podía ver manos en alto alimentando el ambiente de rock n roll que se sintió. Yo en esos momentos entendí que los que estaban presentes esa noche eran los que debían estar, la nueva generación que verdaderamente escucha Rock en este país, no cojudeces (ya saben de quien y quienes hablo).

“Girls in Black” otra fue la historia, probablemente el primer punto clímax de los tantos que haría en la noche. Arrancó el tema con un breve solo de guitarra, inmediatamente los chicos de Australia hicieron saltar a todos. Hubo tanto movimiento sobre el escenario que al parecer el encargado de luces presionó todos los botones pues no sabía lo que estaba pasando en la mente de los músicos. David Roads y Justin Street seguían su coreografía al pie de la letra al intercambiar de posición al ritmo de sus coros, cuando de repente Joel, de un momento a otro agarra su guitarra, se contagia de la emoción del público y sube al segundo piso a tocar. Hubo una estrecha conexión entre el público y el líder del grupo que cantaba frente a su banda, pero desde un segundo piso. Esto fue realmente impactante para todos. Me atrevería a decir que a grupo le gusto tanto el local que en un eventual regreso estoy más que seguro que pedirán el mismo recinto.




La noche siguió al ritmo de estos chicos, literalmente hicieron lo que quisieron con nosotros. Temas como "Breakin' Outta Hell", "Rivalry" o "Stand Up for Rock 'n' Roll" sacudieron el primer piso de la discoteca, zona donde se concentró toda la acción de la noche.


Desde reventarse una cerveza en la cabeza o hasta regalarle agua a sus acérrimos fans que trepados unos encima de otros, el show no podía parar.

“Live It Up” y “Runnin' Wild” fueron los temas escogidos para cerrar tan explosiva velada, seguidamente, el grupo se despidió de su público repitiendo “Volveremos” y “Ustedes rockean”. Debo aceptar que les creo.

Airbourne suenan a lo que suenan, ni son una banda tributo ni se aprovechan de AC/DC para promocionar su música. No tienen que agradecerle nada a nadie. Llevan cuatro discos y ya tienen un repertorio suficiente que los ha colocado como cabeza de cartel de importantes festivales. 

Para terminar, este grupo es más que una tira de canciones en vivo de rock n roll, ellos son un verdadero show, y eso es a lo que debería apuntar toda banda durante su carrera.

Nunca se sabe a ciencia cierta cual fue el mejor concierto del año; sin embargo, todos los que estuvimos presentes sabemos que este concierto quedará tanto en la memoria del grupo como la de sus fans. Ambos con ansias de más.


Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.