¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Foto: difusión


No importa qué género interpretas, hasta si es un black metal, el más agresivo de todos, nada se compara cantar con el maestro Luciano Pavarotti. Ese gran honor lo tuvo Ian Gillan y Deep Purple, lo que le dijo el cantante de ópera esa noche, nadie se lo puede creer, pero eso pasó.

"Lo diré, será una larga y gran historia. Él siempre quiso ser una estrella de pop, siempre me decía para hacer un disco juntos", comenzó Ian a revelar cosas impresionantes.

"Me dijo que me enviaba, después de cantar Nessun Droma dos veces en Italia. Hasta me fue a ver muchas veces cantar Smoke on the water y decía que cada vez era diferente", contó más detalles. (no te preocupes, el video está abajo)

Al parecer, ese "diferente" fue positivo. "Tus expresiones son un poco distintas cada noche. Si yo lo haría en mis funciones, sería crucificado por las crítica y el público. Quieren que yo sea el mismo cada noche".

"Eso es porque los chicos de Deep Purple lo interpretan distinto cada show. Es una diferencia mínima, pero significa mucho ya que tienes que estar en la misma onda", procedió a explicar su situación.

"Me emociona cantar cada presentación ya que hay mucha improvisación en mi banda y no puedes quedar dormido, tienes que estar al mismo tiempo", dio cuenta a las exigencias del hard rock.

Fuente: The Eddie Trunk Podcast

 






Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.