Las cosas se pusieron más graves aún. Los cuatro miembros de la banda polaca de death metal Decapitated están siendo acusados de violar a una mujer en el baño de su autobús tras su concierto del 31 de agosto en Spokane, Washington.

De acuerdo con documentos de la corte obtenidos por The Spokesman-Review, la presunta víctima y su amiga le dijeron a la policía de Spokane que fueron invitadas por miembros de Decapitated a tomar una copa en el autobús después del show en The Pin.

Una de las dos mujeres "describió estar emocionada de estar dentro del autobús, hasta que uno de los miembros de la banda comenzó a agarrar sus pechos", dicen los documentos de la corte. "Posteriormente fue identificado como el baterista, Michal Lysejko". 


La misma mujer "se sintió incómoda y dijo que los miembros de la banda comenzaron a hablar entre ellos en polaco", dicen documentos judiciales. "Ella describió que el 'ambiente' en el autobús se tornó un poco raro y que uno de los integrantes comenzó a mirarlas como si fueran presa".

La mujer dijo que el vocalista de Decapitated, Rafal Piotrowski, comenzó a besarla y que ella puso resistencia cuando él empezó a desabrocharse su cinturón, según documentos judiciales. La mujer "trató de apartar a Piotrowski, pero él la tomó del brazo y la hizo girar hacia donde estaba frente al fregadero y el espejo en el baño", indica los documentos de la corte. "Ella vio en el espejo a cada uno de los miembros de la banda alternándose para violarla".
 


El guitarrista Waclaw Kieltyka dijo a los detectives que vio a Piotrowski y al bajista Hubert Wiecek involucrados en un acto sexual con la mujer en el baño. Piotrowski "admitió que había una fiesta en el autobús y que las mujeres estaban presentes, luego pidió a un abogado y a un traductor para no hacer más declaraciones". Wiecek admitió que las mujeres habían estado en el autobús, pero dijo que "se sentó en el sofá y no vio lo que estaba pasando", dicen los documentos de la corte. "Luego dijo que necesitaba un traductor para que no haga algo erróneo. También dijo que nadie era obligado a subir al autobús. Luego dijo que no recordaba lo que pasó".

Kieltyka aceptó dejar una muestra de ADN como evidencia, mientras que Piotrowski y Wiecek ambos se negaron a dar muestras de ADN.

Los miembros de Decapitated fueron arrestados el pasado sábado, 9 de septiembre, después de su concierto en The Observatory en Santa Ana, California. Ellos están en la cárcel del Condado de Los Ángeles a la espera de su extradición a Spokane.

El abogado de
Decapitated, Steve Graham, dijo a The Spokesman-Review que sus clientes "planean luchar completamente contra las acusaciones que se hacen contra ellos, y que está completamente seguro de que se escuchará el otro lado de esta historia". 

Vía blabbermouth.net 


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.