¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


Foto: difusión

Cliff Burton es un personaje increíble. No cabe duda que Metallica se rindió ante él y se vieron forzados de mudarse de Los Ángeles a una localidad llamada "El Cerrito" en San Francisco. En dicho lugar, la banda escribiría leyendas como Kill Em All, Ride the Lightning y Master of Puppets.


Durante la gira europea de Damage Inc., Metallica anunciaba con bombos y platillos su nuevo disco Master of Puppets. La noche del 26 de septiembre de 1986, la banda se encontraba jugando cartas para ver quíen era el afortunado de elegir el camarote del bus, todas eran incómodas. El ganador justo fue Cliff Burton, quien estuvo muy contento y le quitó el sitio a Kirk Hammett.

Se respetaban mutuamente así que lo dejaron ser y Burton se dormiría en el acto por la comodidad de su premio. La noche se pasó rápido y el bus se dirigía de Suecia a Dinamarca. Aproximadamente a las 7 de la mañana, se encontraban en la localidad de Kronoberg cuando de pronto, su transporte se "resbaló" y dio varias vueltas de campana.

Cliff salió despedido por la ventana, a causa del gran impacto y desafortunadamente, todo el peso del bus le cayó encima. La desesperación se apoderaba de Metallica al vivir y ver tal escena. 

Aún sin poder asimilarlo, echaron la culpa al conductor Kirk y James furiosos e impotentes, fueron a encararlo y si no fuera por la intervención de sus compañeros, iba a pasar otro desastre.

El conductor se defendió diciendo que había perdido el control por las placas de hielo de la carretera, además alegó que no había ingerido ni bebidas alcohólicas ni otras sustancias.

Escéptico James quería corroborar la información, pero ni él ni la policía encontraron el hilo que mencionó el conductor. La temperatura en el momento del accidente fue de 3,7°C y lo más probable es que la pista estaba en condiciones normales. Sin embargo, las acusaciones de homicidio se le retiraría a falta de pruebas.  

Esa misma noche, Kirk estaba tan ebrio, pero a la vez tan triste que se puso a buscar su compañero. "Clif, ¿dónde estás?", sollozaba a todo pulmón.


Síguenos en nuestras redes sociales:



Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.