¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Foto: difusión


Fue tratado como una victoria. "La banda más peligrosa del mundo" mostraba al mundo su fuerte artillería, pero nadie veía que sus rosas se estaban marchitando.


Al comienzo todo iba de maravilla, en 1989, Guns N' Roses planeaba seriamente en un sucesor de su álbum debut, Apettite for destruction. Izzy Stradlin se puso especialmente productivo por su reciente logro de estar sobrio, trajo 8 canciones. Su compañero de cuerdas, Slash trajo un álbum entero. Axl Rose unas cuantas, junto a Duff Mckagan que se asombraban al tener en la mesa nada menos que 35 canciones.

Aunque según lo que declaró Axl a la revista Rolling Stone en 1988, ya estaban listas algunas canciones. "Si no se graba de una buena manera, dejaré este trabajo", polémico y orgulloso como siempre, el vocalista trabajaba cuidadosamente en una pieza sinfónica en el estudio que más adelante se llamaría November Rain.

Pero, el problema fue Steven Adler. Luego del sello de los abogados y el visto bueno de sus compañeros, el baterista fue echado de la banda debido a que no podía aprenderse las canciones en 1990. A penas duras grabó Civil War. "Nos mintió en varias ocasiones que iba a estar sano y sobrio", sentenció Slash.

Al año siguiente, ya con la gira empezada, le tocó decir adiós a Izzy Stradlin, después de 6 años con la banda, por sus serias diferencias con Axl.  Su lugar lo ocuparía Gilby Clarke.


Al más estilo rockstar, las disco tiendas estadounidenses aperturaron sus puertas a la media noche y a la primera semana registraron un éxito con 685,000 ejemplares vendidos para la primera parte y la segunda 770,000. En total se vendió 30 millones de copias en todo el mundo hasta la fecha.

Se introdujo la música clásica, incorporó un estilo más maduro y los chicos estaban listos para seguir siendo una máquina destructora, dejar los bares y comenzar a llenar estadios.
Las gira de promoción en la que se embarcarían es una de las más extensas y grandes de todos los tiempos. Use your illusion tour empezó un 20 de enero de 1991 y duró 2 años, registrando una suma inmensa de 194 conciertos en 27 países.

En el escenario, el despliegue era tremendo, Slash y Axl correteaban por todos lados entreteniendo a los miles de fanáticos por noche, que sumados mundialmente hacían unos 7 millones. Esta gira no dejó a ningún fanático insatisfecho, al menos que se hayan quedado fuera de la fiesta.

Pero, por dentro, mientras las rosas lentamente se pudrían, Guns N' Roses solo mostraba el calibre de sus pistolas. Este tour no terminó de la mejor manera y, para rematar rompería las ilusiones de millones de fanáticos pudiera ver a la banda completa con la salida de Slash, Matt y Duff.


Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.