Foto: difusión


Corrían los años 70s y Akira Takasaki junto al baterista Munetaka Higuchi creaban una banda llamada Lazy. Algo popular, pop y un poco de heavy, pero sobre todo comercial y hacían canciones para niños o animes.


Pero su instinto y amor hacia el heavy metal, los hicieron abandonar el grupo en 1980. Lazy pasó a un segundo plano, aunque todavía siguen activos esporádicamente y ya van 44 años.
Con Masayoshi Yamashita en el bajo, uno de los amigos de infancia de Akira, solo les faltaba un vocalista. Luego de unas audiciones dieron con Minoru Niihara, vocalista de Earthshaker.
Una vez que la banda ya estaba compuesta, empezó el heavy metal con Birthday Eve y un acuerdo con el sello discográfico con Columbia de Japón. Su primer concierto fue un total éxito con cerca de 3000 asistentes y un sold out.

Con su segundo álbum Devil Soldier, Loudness se ponía a la vanguardia de la escena metalera del país del sol naciente y su performance en vivo era bastante profesional, la calidad, increíble para la época.
Aunque, esto no era nada para lo que se venía. El proyecto de Akira Takasaki era mucho más ambicioso, ganar el mercado occidental. Ninguno se lo creía posible, pero su obsesión por EE.UU. y Europa se hacía cada vez más grande y más posible.
Roadrunners Records distribuyó su tercer disco The Laws of the devil lands en Europa. El impacto fue inmediato y obtuvieron su tan ansiada internacionalización. Giraron todo Europa y parte de EE.UU.


En solo 5 años de haberse formado, pisaban el famoso Madison Square Garden junto a Mötley Crüe y eran la primera banda japonesa en tocar dicho recinto. Todo un hito.
Ese mismo año, conseguían contrato con Atco records, conocidos por ser la casa discográfica de The Rolling Stones, Queensrÿche, Pantera, obviamente los de Loudness fueron los primeros de su país en conseguirlo. 
Luego, sacaron al mercado Lightning Strikes y Hurricane Eyes, fue un éxito en el occidente, pero en Japón fue decepcionante al querer encajar en algo más glam.
En 1988, Minoru, el vocalista deja la banda. Inmediatamente después, pensando en captar el mercado americano contratan a Mike Vescera. El idioma no fue un barrera para comunicarse, ya que los de Loudness sabían inglés.
Sacaron a la luz dos discos, pero fue un fracaso en Japón y también en EE.UU. por la llegada del grunge. La banda japonesa viviría una crisis tremenda, pero siempre su líder Akira Takasaki hacía todo lo posible aunque había un constante rotación de personal.
 
No fue hasta el año 2000, que se  reunieron por su 20 aniversario y otra vez empezaban el proyecto con los miembros originales. Solo duró 8 años por el fallecimiento de su baterista Munetaka Higuchi por cáncer.
Volvieron en 2009, con nuevo baterista, Masayuki Suzuki y desde entonces, Loudness vivió para ser una leyenda. Su itinerario se volvió en recorrer toda Europa y EE.UU. logrando la tan ansiada internacionalización en unos majestuosos 30 años de carrera.  



Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.